Crisis crediticia

El beneficio de JPMorgan cae un 50% tras provisionar 3.200 millones por las 'subprime'

El tercer banco más grande de EE UU, ganó un 50% menos en el primer trimestre del año después de hacer provisiones por valor de 5.100 millones de dólares (unos 3.200 millones de euros) debido a las hipotecas 'subprime'.

Las cuentas del banco reflejan las dificultades por las que atraviesan los mercados financieros, lo que provocó que la entidad multiplicara por cuatro el volumen de sus provisiones por créditos fallidos respecto al mismo periodo de 2007 y un 74% respecto al último trimestre de 2007.

Los beneficios registrados en el primer trimestre del año han caído a los 2.370 millones de dólares (unos 1.500 millones de euros), o 68 centavos por acción, desde los 4.790 millones de dólares (unos 3.000 millones de euros) o los 1,34 dólares del año anterior, según ha explicado hoy la entidad financiera. Estos datos están en línea con las previsiones del consenso de analistas de Bloomberg.

La facturación de JPMorgan Chase disminuyó un 11%, hasta 16.890 millones de dólares (10.600 millones de euros). El descenso de los ingresos fue especialmente acusado en las divisiones de banca de inversión y servicios financieros minoristas, con caídas del 52% y el 15% respectivamente.

El presidente ejecutivo de la entidad financiera, Jamie Dimon, ha explicado que "los beneficios de este trimestre han caído significativamente debido a las condiciones del mercado del crédito".

"La división de banca de inversión realizó ajustes relacionados con préstamos apalancados e hipotecas, a la vez que aumentó sus reservas ante créditos fallidos, mientras que la unidad de servicios financieros minoristas volvió a incrementar sus provisiones relacionadas con hipotecas 'subprime' y valores inmobiliarios, ante el continuado deterioro sufrido por estas carteras", añadió.

Respecto a la reciente adquisición del banco Bear Stearns, del que la entidad controla ya un 49,78% y que podría completarse el próximo 30 de junio, el máximo ejecutivo de JPMorgan apuntó que la fusión proporciona una "oportunidad única" para mejorar las capacidades de JPMorgan.

Bear Stearns ganó 110 millones de dólares (63,11 millones de euros) en su primer trimestre fiscal, que finalizó el pasado 29 de febrero, un 79% menos que en el mismo periodo del ejercicio precedente. Los ingresos trimestrales alcanzaron los 2.480 millones de dólares (1.564 millones de euros), un 58,5% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando ingresó 1.480 millones de dólares (934 millones de euros).