Movimientos corporativos

Galán saca pecho: por debajo de 100.000 millones, no hay conversaciones

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, pidió hoy a la compañía energética francesa EDF que haga públicos sus planes para adquirir la eléctrica española o deje de fomentar rumores en el mercado.

Un día antes de celebrar su junta de accionistas, el presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, se ha referido a movimientos corporativos. El directivo afirmó que Iberdrola ¢sólo¢ estaría dispuesta a una operación corporativa si crea valor ¢para todos los accionistas¢, y ha negado haber matenido ¢contactos formales¢ con Gas Natural y sus accionistas acerca de una posible fusión.

Sánchez Galán puso como ejemplo de operación corporativa la integración con Scottish Power y la adquisición de Energy East, todavía pendiente de la autorización de las autoridades del Estado de Nueva York.

Además, dijo que Iberdrola está "en la obligación" de analizar oportunidades en los mercados en los que tiene presencia, por lo que estudiará si una posible adquisición de British Energy en Reino Unido se ajusta a los criterios del grupo para este tipo de operaciones.

IBERDROLA 8,65 -1,39%

En cuánto a los constantes rumores del interés de la gala EDF ¢le estamos diciendo (mediante los litigios judiciales abiertos) que oferte o calle¢, ya que los rumores que existen el mercado pueden perjudicar los negocios de Iberdrola y poner en riesgo algunas de sus actividades, dijo Sánchez Galán durante la rueda de prensa previa a la Junta de Accionistas.

Un juzgado de Bilbao ha obligado a EDF a hacer públicos sus planes sobre la eléctrica en los medios de comunicación, aunque la francesa ha presentado una declinatoria de competencia internacional al considerar que el tribunal bilbaíno no es competente para juzgar sobre esta materia.

El presidente de Iberdrola dijo que cualquiera que quiera tomar el control de la eléctrica tendrá que pagar el precio adecuado, que fijó a partir de un mínimo de 100.000 millones de euros.

Por otro lado, la eléctrica, que a finales del año pasado vendió su participación en Galp, no tiene decidido el futuro de su 10% en EDP. "Deseo que siga creando valor" y "mantenemos el interés de manera distinta", señaló Galán al recordar que la presencia en este grupo forma parte de "los restos de un acuerdo amistoso entre ambas compañías" con más de diez años de antigüedad.

Inversiones en EE UU

Durante la rueda de prensa, el presidente también se ha referido a las dificultades que Iberdrola está teniendo con la compra de la estadounidense Energy East. Sánchez Galán, confió hoy en que las autoridades de Nueva York impongan condiciones ¢razonables¢ a la compra de Energy East y afirmó que en caso de no prosperar esta operación destinará la inversión prevista (6.400 millones de euros) al mercado de EE UU.

Durante la conferencia de prensa previa a la Junta de Accionistas, Sánchez Galán afirmó que mantiene sus previsiones de cerrar la operación en el primer semestre de este año o en el verano, a pesar de que la Comisión de Servicios Públicos de Nueva York no tiene plazo para pronunciarse.

El presidente de la eléctrica explicó que las conversaciones con los reguladores de Nueva York están en fase técnica e insistió en que el objetivo de la compañía es realizar la inversión.

El juez administrativo que estudia la operación ha aplazado su decisión tras los rumores que apuntaban a una operación corporativa sobre Iberdrola. No obstante, su dictamen no es vinculante y los encargados de tomar una decisión serán los consejeros de la mencionada Comisión.

Iberdrola llegó a un acuerdo con Energy East el año pasado para adquirir la compañía por 3.400 millones de euros y la asunción de una deuda de otros 3.000 millones y ya ha realizado la ampliación de capital necesaria para captar los fondos.

La compra de la firma energética estadounidense ya ha recibido todos los permisos necesarios federales y estatales y sólo está pendiente del Estado de Nueva York.