Inmobiliario

Lábaro solicita concurso con 39 millones en impagos

El grupo inmobiliario Lábaro solicitó ayer en un juzgado de Madrid declaración de concurso de acreedores con impagos por 39,1 millones de euros. La compañía aspiraba a fusionarse este año con la cotizada Parquesol, controlada por el grupo San José.

Lábaro solicita concurso con 39 millones de impagos
Lábaro solicita concurso con 39 millones de impagos

El grupo Lábaro encara la solicitud de concurso voluntario con impagos por valor de 39,1 millones de euros. Según fuentes consultadas la compañía a finales de marzo tenía 87 impagados a los que debía 39,1 millones de euros.

'De esa cantidad se han devuelto 12 millones; la empresa está negociando con los bancos', indicó una directiva del grupo inmobiliario a CincoDías en la mañana de ayer. La misma directiva aseguró que durante esta semana se negociaría la refinanciación de la deuda.

A pesar de esta declaración, en la tarde de ayer la compañía hizo público su entrada en concurso voluntario; la solicitud se entregó en el Juzgado de lo Mercantil número cuatro de Madrid.

Sólo a la matriz

La medida 'afecta solamente a la compañía matriz, Lábaro Grupo Inmobiliario', apuntó ayer la empresa en su comunicado, 'y salvo casos aislados no es previsible que afecte a otras sociedades del grupo o empresas asociadas'.

Según las fuentes consultadas, los vencimientos de los impagos están fechados los días 31 de enero, varios días de febrero, y los días 1 y 5 de marzo. 'La pasada semana ya llegaron a la conclusión de que lo mejor era presentar concurso voluntario', añadieron.

Según las últimas cuentas presentadas por el grupo en el Registro Mercantil, correspondientes a 2006, la empresa ganó antes de impuestos 20,1 millones de euros (13,5 millones en 2005 de beneficio). La cifra de negocio ascendió en 2006 a 96,5 millones de euros.

Las mismas cuentas señalan que el capital social del grupo está repartido entre Julio Mateo Cardiel con el 84,55% y Manuel Wenceslan Gordillo con el 14,9%.

'Lábaro se ha visto arrastrada a una situación de falta de liquidez como consecuencia de la crisis que afecta al sector inmobiliario desde el segundo semestre del año 2007', explicó en su comunicado el grupo, y en la falta de liquidez en los mercados financieros internacionales.

En su página web Lábaro asegura disponer de una cartera de suelo de 50 millones de metros cuadrados. La empresa realiza su actividad principalmente en Madrid y en la costa española. Afirma además estar presente en Alemania, Hungría, Bulgaria, Letonia, Polonia, Portugal, Croacia y Rumanía.

La empresa ha patrocinado a la selección española de balonmano las dos últimas temporadas, así como al piloto de rallies Dani Sordo. También patrocina al club de balonmano de Toledo y al equipo de baloncesto del Estudiantes.

El 10 de diciembre de 2007 Lábaro cerró la adquisición del 12% de la inmobiliaria cotizada Parquesol, controlada por el grupo San José. El precio acordado fue de 22,5 euros por acción, en total 107,3 millones de euros.

Según comunicó la compañía ese día durante el primer trimestre de 2008 se estudiaría la posibilidad de impulsar una fusión a tres bandas entre Parquesol, San José y Lábaro. La directiva de Lábaro consultada ayer por este diario explicó que la operación de fusión ya había sido desestimada.

Suspensiones de pagos en cadena

Grupo Lábaro informó en su comunicado que la actividad de la sociedad 'continuará bajo la supervisión de los administradores concursales que designe el Juzgado'. La intención de la compañía 'es negociar con sus acreedores, en el marco del procedimiento concursal, a fin de alcanzar un convenio que le permita revisar su modelo de negocio y adaptar el pago de la deuda a la nueva situación del mercado evitando que la actual falta de liquidez deteriore el valor de sus activos', señaló.

Las características de la ley concursal, la crisis del sector inmobiliario español y la crisis financiera mundial están provocando la entrada en concurso voluntario de múltiples compañías inmobiliarias. Entre otras el grupo Llanera, Seop y Cosmani han solicitado en los últimos meses su entrada en concurso.

Los expertos del sector cuentan con que la lista de inmobiliarias que soliciten su entrada en concurso voluntario engorde durante este y el próximo año.