La revolución del tren veloz

El AVE quiere captar la mitad del puente aéreo con un mejor precio

Renfe ha entrado a competir cuerpo a cuerpo con Iberia para ser la opción preferida de quienes viajan entre Barcelona y Madrid. La compañía, que permitirá la ida y vuelta entre las ciudades desde 81 euros, ha ideado la tarifa Puente AVE, un billete abierto para un trayecto que cuesta 163,5 euros. Se trata del mismo sistema que ofrece Iberia con su puente aéreo, aunque 36 euros más barato. Renfe espera captar en un año el 60% del pasaje que vuela entre las dos ciudades.

El AVE quiere captar la mitad del puente aéreo con un mejor precio
El AVE quiere captar la mitad del puente aéreo con un mejor precio

Precios competitivos para cubrir todas las necesidades de los clientes', así definió ayer el presidente de Renfe las tarifas escogidas para conectar a través del AVE las ciudades de Madrid y Barcelona. Los viajeros que a partir del próximo día 20 de febrero se decanten por utilizar el tren de alta velocidad podrán viajar desde los 40,8 euros de la tarifa más barata hasta los 163,5 euros por trayecto de la más cara. Los billetes salen hoy a la venta.

A partir de la próxima semana, la alta velocidad se convertirá en el principal rival de las conexiones áreas, principalmente las ofertadas por Iberia, para cubrir el tramo entre Barcelona y Madrid. Renfe ha ideado un sistema recogiendo la filosofía que ya explota Iberia en el puente aéreo. Se trata de la tarifa Puente AVE, un billete abierto para un trayecto que se puede utilizar durante un año a partir de la fecha de la compra. 'Es una opción homologable al puente aéreo', apuntó ayer Salgueiro.

Su coste es de 163,5 euros y el esquema es el 'de llegar y viajar'. Es decir, el viajero podrá embarcar en el primer tren que encuentre al llegar a la estación sin necesidad de reserva previa ni asignación de plaza. Está pensada principalmente para el viajero de negocios y 'está diseñada para personas con elevada exigencia de disponibilidad de plaza a cualquier hora'. El precio es 36 euros inferior a los 199 euros que ofrece Iberia en su puente aéreo. El viajero tan sólo deberá cancelar el billete en las máquinas de autofacturación que Renfe ha instalado en las estaciones.

El presidente de Renfe calificó la conexión a través de alta velocidad entre ambas ciudades de 'medio natural para transportar viajeros entre Barcelona y Madrid'. Renfe prevé que este año unos 6,1 millones de viajeros utilicen el AVE entre Barcelona y Madrid. Este volumen de pasajeros es un 80% superior a las personas que utilizaron en 2007 el tren como método de transporte en corredor del noreste.

Según estimaciones de Renfe, el objetivo es captar entre el 40% y el 60% del tráfico de los cuatro millones de viajeros que utilizan anualmente el avión en sus desplazamientos entre Madrid y Barcelona. Para lograrlo, la compañía ofrecerá varias tarifas y 17 trenes diarios en cada sentido. Aunque son 10 trenes más de los que operan hoy en día, el número de convoyes es inferior a los 25 que proyectaba Renfe en cada sentido inicialmente. Ocho de los 17 trenes serán directos desde Madrid y siete desde Barcelona, que cubrirán el trayecto en un mínimo de 2 horas y 38 minutos. Es precisamente el hecho de que el AVE cuente o no con paradas en su recorrido (se realizan en estaciones intermedias como Lérida, Zaragoza o Calatayud), lo que influirá en el precio final.

No obstante, el billete sencillo entre Barcelona y Madrid tendrá un coste de 102, 1 euros con paradas intermedias y de 120,4 euros para el servicio directo.

La tarifa más asequible es la denominada web. El descuento es de hasta el 60%, lo que deja el precio del billete en 40,8 euros si se realizan paradas y en 48,1 euros si el AVE es directo. Para acceder a esta tarifa, es necesario que la compra se realice por internet con antelación mínima de 15 días y sobre unas plazas prefijadas por la compañía. Otra modalidad de billete con descuento es la tarifa estrella, también sobre asientos seleccionados por el grupo. La adquisición ha de efectuarse una semana antes respecto a la fecha de viaje. El precio es de 72,2 euros por trayecto y 61,3 euros, sin y con interrupciones en otras estaciones respectivamente. Por otro lado, la compañía también ofrece descuentos del 20% si se hacen los usuarios con un billete de ida y otro de vuelta (81,6 euros con paradas y 96,3 euros si es directo).

En su intervención para dar a conocer los detalles del servicio del AVE a Barcelona, Salgueiro dijo que la puesta en marcha 'supondrá un cambio en las comunicaciones y las relaciones de los ciudadanos de este país'. El propósito de la compañía es ofrecer un servicio 'de calidad, rápido y puntual'.

El responsable de Renfe quiso dejar claro que el servicio se inaugurará una vez se ha superado con éxito todas las pruebas de seguridad. 'Se han hecho más de 50.000 kilómetros de pruebas entre Tarragona y Barcelona desde mayo de 2007', concretó. Precisamente, los problemas de seguridad detectados en las obras del AVE ha sido el principal motivo de su demora.

Las aerolíneas aguardan con recelo la nueva ruta

La llegada del AVE causa cierto recelo entre las aerolíneas. No obstante, el principal operador entre Barcelona y Madrid, Iberia, no tiene planes para reducir frecuencias. Su objetivo es garantizar un tiempo real de viaje (incluidas las gestiones de facturación) que será una hora inferior al itinerario ofrecido por Renfe para el mismo recorrido. Los viajeros en avión tardarán aproximadamente en hacer el recorrido una hora y media (50 minutos de vuelo, 20 de recorrido por las pistas, más otros 20 minutos necesarios para presentarse en mostrador del Puente Aéreo).

Por su parte, fuentes de Spanair y Air Europa (que tienen en los 200 euros el precio máximo para esta ruta) explicaron a Efe que están a la espera de que entre en funcionamiento el tren para ver cuál es su repercusión en el número de viajeros y ver si reforman sus tarifas ante la competencia. Fuente de ambas compañías señalaron que sus precios son competitivos respecto a los señalados ayer por Renfe. Spanair tiene 20 frecuencias diarias y Air Europa, siete.

Vueling, la única aerolínea de bajo coste que está presente en la ruta Madrid-Barcelona no tiene ningún plan de choque preparado para afrontar la puesta en marcha del AVE, informa Arantxa Noriega. 'Todo continuará igual. Ni aumentaremos rutas ni reduciremos actividad. Tampoco tomaremos ninguna medida especial', señalan en la compañía. Vueling cuenta con siete frecuencias diarias con las que pretende cubrir la demanda que se registra desde las siete de la mañana hasta las 23,00 horas de la noche. 'Un horario escalonado que solicita, sobre todo, el usuario que se traslada por trabajo entre estos dos puntos', señalan. Fuentes de la aerolínea explican que 'los precios son más atractivos que el AVE y el tiempo es menor'. El precio medio del billete por trayecto se sitúa alrededor de los 50 euros.

Por otro lado, Renfe se ha comprometido a compensar al usuario si no cumple con los horarios previstos en la línea Madrid-Barcelona, cuya velocidad máxima será de 300 kilómetros hora y la velocidad media comercial se situará entre los 230 y los 240 kilómetros por hora. En este sentido, reintegrará el 50% del importe del billete si se producen retrasos de entre 15 y 30 minutos y del 100% para retrasos superiores a media hora. No obstante, Salgueiro recordó que la puntualidad de la Alta Velocidad en España 'es del 98,54%, cerca del 99% registrado en Japón', el país con mayor puntualidad. Así, insistió en que la compañía se esforzará por cumplir los horarios y ser 'un referente útil para los ciudadanos'.

Además de Madrid, Barcelona estará conectada con otras ciudades, como Sevilla y Málaga, gracias a la Alta Velocidad. Salgueiro definió como 'trenes transversales' los que irán de Barcelona a Sevilla o Málaga y que pararán en la estación de Atocha hasta que se construya el by-pass que unirá las líneas de AVE Madrid-Barcelona y Madrid-Sevilla, previsto para finales de 2008. El trayecto entre la capital catalana y Sevilla será de 6 horas y 30 minutos, frente a las 8 horas y 17 minutos que dura en la actualidad. Barcelona y Málaga quedarán unidas por Alta Velocidad en un tiempo de 6 horas y 35 minutos, frente a las 13 horas y 10 minutos actuales. Por el momento, las líneas que se vieron afectadas por las obras del AVE en Barcelona (C2 Sur, C-7 y C-10) el pasado octubre, continuarán siendo gratuitas para los usuarios que resultaron privados del servicio durante cerca de 100 días.

Una oferta de plazas equivalente a 91 aviones.

Renfe ofertará a partir del próximo miércoles un total de 13.498 plazas en ambos sentidos. Más de 7.400 billetes se ofertarán en trenes que cubrirán el recorrido de forma directa. Según explicó Salgueiro es una oferta que podría conformar la comprendida en 91 aviones.

Desde las seis de la mañana hasta las 8,30 horas se ofertarán 2.000 plazas, que constituyen el 30% del total. Entre las 15.00 horas y las 19.30 horas, se ofrecerán 2.800 plazas por sentido. La oferta, no obstante, irá evolucionando en función de la demanda. Los primeros trenes de AVE que realizarán el trayecto comercial completo entre Barcelona y Madrid saldrán de las dos ciudades a las 6:00 horas. El propósito es que se cubra la distancia en un tiempo mínimo de 2 horas y 38 minutos. El trayecto más rápido supondrá un ahorro de 1 hora y 17 minutos respecto al que emplean los trenes Alvia a fecha de hoy para unir Barcelona y Madrid.

La frase

La puesta en marcha del AVE a Barcelona supondrá un cambio en las relaciones y comunicaciones de los ciudadanos de este país'. José Salgueiro, Presidente de Renfe.