Ferroviario

El AVE Madrid-Barcelona hará su primer viaje en vísperas de la campaña electoral

La conexión entre Barcelona y Madrid mediante AVE será una realidad el próximo 20 de febrero. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, fue la encargada de revelar ayer en la capital catalana la fecha escogida para hacer llegar la alta velocidad a la estación de Sants. La puesta en marcha del servicio se producirá dos meses más tarde de lo previsto y dos días antes del inicio de la campaña electoral.

Magdalena Álvarez
Magdalena Álvarez

Se acabó el baile de fechas entorno a la puesta en servicio del AVE entre Barcelona y Madrid. La propia ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, no quiso que nadie le robara protagonismo y quiso ser ella quién comunicara ayer en Barcelona, 'la noticia que todo el mundo estaba esperando'. Tras viajar desde Tarragona a la capital catalana en un AVE comercial y reunirse con el presidente de la Generalitat, José Montilla, Álvarez dio a conocer la fecha del 20 de febrero como día escogido para inaugurar el servicio entre Madrid y Barcelona, que tardará poco más de dos horas y 30 minutos en conectar ambas ciudades. 'El 20 de febrero. De este año', dijo sonriendo para que no hubiese dudas de que el AVE llegaría a la estación de Sants en poco más de una semana.

La alta velocidad llega dos meses más tarde de lo previsto. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió a que el AVE hiciese su entrada en la estación de Sants de Barcelona el pasado agosto. Sin embargo, el cúmulo de despropósitos en el último tramo de las obras y que obligaron a paralizar el servicio de Renfe en tres líneas durante cerca de 100 días provocaron que la fecha se aplazase sine die. Álvarez compareció ayer en el Palacio de la Generalitat ante los medios, acompañada por el Secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, y el por el presidente de Renfe, José Salgueiro. No la acompañó Montilla, con el que charló durante una hora.

Viaje para comprobar el tramo

Los billetes para salir desde la capital se ponen a la venta a partir de mañana

La titular de Fomento dijo que 'tras comprobar que todo funciona correctamente' estaba en condiciones de comunicar la fecha. 'Ha habido mucho debate en los medios para saber la fecha y quería comunicar yo el día de la puesta en servicio'. 'Hoy es un día feliz para todo mi equipo, porque es un día feliz para Cataluña', apuntó en una comparecencia en la que no admitió preguntas. Álvarez, que tampoco quiso dar detalles sobre el servicio, sí avanzó que los billetes se venderán a partir de mañana. La ministra se disculpó varias veces durante su intervención por los problemas que han causado las obras del AVE a los ciudadanos de Cataluña. 'Hemos llegado dos meses después de lo que nos comprometimos y después de tantos años estamos seguros de que los ciudadanos sabrán entender este retraso de dos meses'. No obstante, apuntó 'bien está lo que bien acaba', para zanjar así el debate sobre los continuos retrasos y problemas que han originado las obras. La llegada del AVE se producirá pocas horas de que arranque la campaña para las elecciones generales, que se inicia el día 22 de febrero.

El servicio se inaugurará sin ningún acto oficial por parte del Gobierno. No obstante, el presidente Zapatero ya ha mostrado su intención de utilizar el tren para pronunciar algún mitin de campaña en Cataluña. Tras el anuncio, Álvarez también ha confirmado que este mismo mes se adjudicarán los dos tramos que faltan para llevar el tren de alta velocidad a Gerona y la frontera francesa.

La presencia de la ministra de Fomento se produjo sin ningún anuncio previo a su llegada. Álvarez comprobó el estado del último tramo de la línea del AVE en Barcelona en un viaje efectuado en un tren Siemens 103 en pruebas. El trayecto comenzó en la estación de Tarragona y finalizó en la de Sants. Su llegada a esta estación también estuvo rodeada de polémica. La ministra fue abucheada por los fotoperiodistas y cámaras de televisión, que expresaron así su malestar por que no se les permitió acceder al andén al que llegó el AVE en el que viajaba Álvarez. La llegada de la ministra a Barcelona en el AVE no puedo ser registrada por los reporteros gráficos, dado que Adif impidió el acceso a los andenes por 'motivos de seguridad'.

El pasado día 8 llegó a la estación de Sants el primer tren AVE comercial en pruebas del último tramo de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona. Un día antes había quedado a punto la electrificación de la catenaria y los sistemas de señalización de los 4,3 kilómetros del tramo del AVE entre las estaciones de Sants y l'Hospitalet, con lo la línea Madrid-Barcelona quedó lista para la circulación en pruebas de los trenes. Álvarez insistió en que el AVE supone 'progreso y desarrollo para Barcelona y Cataluña y para toda España'.

Una conexión que llega tras doce años de obras

Las obras del primer tramo entre Zaragoza y Lérida de la línea de alta velocidad que unirá Madrid con Barcelona y la frontera francesa se inician en 1996.

En mayo de 1997 el consejo de ministros atribuye la construcción y administración de la línea ferroviaria de alta velocidad Madrid-Barcelona-Frontera francesa al Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF).

El presidente de GIF, Juan Carlos Barrón, dimite en febrero de 2003 después de que el tercer viaje promocional del AVE Madrid- Lérida fuera suspendido por un corte en el fluido de la catenaria en Guadalajara.

Tras nueve meses de retraso sobre la fecha inicial, se inaugura la línea Madrid-Zaragoza-Lérida. l En abril del 2004 se detectan problemas geológicos en los túneles del AVE a su paso por los municipios de la Riba y Montblanc (Tarragona). l El AVE a Tarragona queda inaugurado finalmente en diciembre de 2006.

Las cifras

659 kilómetros es la longitud que tiene la línea Madrid-Barcelona .

40% es el porcentaje de españoles que están conectados con alta velocidad.

2003 fue el año en que se inauguró el tramo entre Madrid y Lérida