Precios

La caída de la demanda recorta la revalorización de la vivienda al 4,8%

El precio de la vivienda cerró 2007 con un incremento anual del 4,8%, que es la menor subida desde 1998 y supone un encarecimiento real de sólo el 0,6%, descontada la inflación del año pasado, del 4,2%. Gobierno y sector admiten que la fuerte caída de la demanda explica esta drástica moderación de precios.

Si el año 2006 será recordado como el primero en el que la revalorización de las casas dejó de marcar cifras de dos dígitos (creció un 9,1%); 2007 pasará a la historia como el ejercicio donde el incremento de los precios inmobiliarios y la inflación volvieron a converger hasta situarse a sólo seis décimas de distancia.

La ministra de Vivienda, Carme Chacón, adelantó ayer que el incremento del precio de la vivienda libre se situó por debajo del 5% en el cuarto trimestre de 2007, situándose 'en el entorno' del IPC. Chacón no quiso precisar más esa cifra a la espera de publicar hoy viernes los datos oficiales.

No obstante, según pudo saber ayer Cinco Días, el incremento medio anual se situó en el 4,8%, lo que representa medio punto menos que los tres meses anteriores y la cifra más baja desde el segundo trimestre de 1998. Así, esta nueva desaceleración consolida la moderación de precios pronosticada por el departamento que dirige Chacón desde hace meses.

El repunte de precios de 2007 es el más bajo desde 1998 y se sitúa a sólo seis décimas del IPC

Pese a las reticencias que mostraron los promotores a comienzos de este cambio de ciclo, en estos momentos admiten ya sin fisuras que las ventas han caído muy significativamente, del orden del 40% como promedio, lo que está causando la proliferación de ofertas y, en cada vez más casos, rebajas de precios, 'algo que no empezarán a reflejar las estadísticas oficiales hasta dentro de varios trimestres', admite un analista.

La ministra avanzó también ayer, tras la firma de un convenio con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), los datos de producción de vivienda protegida (VPO) y señaló que entre septiembre de 2006 y el mismo mes de 2007 se alcanzó un volumen de 91.160 VPO iniciadas, un 1,5% más.

Sin embargo, el número total de viviendas iniciadas volvió a marcar registros negativos. Cayó en dicho periodo un 4,9%, hasta alcanzar las 693.708 unidades, según las cifras aportadas por los arquitectos técnicos.

Durante los nueve primeros meses de 2007 se inició la construcción de 481.458 pisos, de los que 56.612 (el 11,8%) fueron protegidos y los 424.846 restantes libres.

Chacón explicó que la previsión del Gobierno es cerrar la legislatura, el próximo mes de marzo, con un total de 360.000 VPO iniciadas, lo que, dijo, supondrá un 70% más que durante los últimos cuatro años de gobierno del PP.

Seguir con el impulso a la construcción de vivienda protegida es precisamente el objetivo del convenio que firmó ayer la ministra con el presidente de la FEMP, Pedro Castro. El ministerio, a través de la sociedad pública de suelo Sepes, y la FEMP colaborarán en el desarrollo de 'actuaciones urbanísticas de carácter residencial que tengan como destino principal la construcción de pisos con algún tipo de protección en régimen de compra o alquiler', explicó Chacón. El objetivo, apuntó la ministra, es seguir 'batiendo récords en VPO'.

La titular de Vivienda puso como ejemplo los 'numerosos' acuerdos firmados por Sepes con distintos ayuntamientos para construir más de 23.000 pisos protegidos, con una inversión de 338 millones de euros. Por su parte, el presidente de la FEMP dijo estar 'convencido' de que los resultados de este convenio se verán con 'la construcción de miles de viviendas en todo el Estado', medida con la que además se persigue mantener el empleo y la actividad del sector y por ende de la economía.

España, la peor de la UE en construcción

La menor venta de casas se está cebando especialmente con los países que más se han beneficiado del boom inmobiliario, como es el caso de España. Un buen reflejo es que es el país de la Unión Europea que registró un mayor descenso de la actividad en la construcción en noviembre. De entre los diez estados miembros que han facilitado las estadísticas a noviembre, España es el que mayor caída productiva ha sufrido, con un descenso del 3,9%, seguido de Portugal (-2,8%), Eslovenia (-2,6%), Alemania (-0,7%) y Francia (-0,4%), y Eslovaquia y Holanda, ambos con un -0,1%. Los tres únicos países que han registrado subidas mensuales en el sector han sido Polonia (2,3%), Rumanía (1,8%) y Suecia (1,6%).

El mercado estadounidense no ha sido ajeno a este fenómeno. La construcción de casas descendió un 14% en diciembre, lo que representa que se están construyendo cerca de un millón de casas al año, el ritmo más bajo de los últimos 16 años, según informó ayer el Departamento de Comercio.

También se encuentra en mínimos históricos la concesión de licencias para la construcción, un indicador que dibuja cuál será la actividad futura. Este cayó un 8% hasta alcanzar el nivel el más bajo desde mayo de 1993.