Vivienda

El euríbor baja por segundo mes consecutivo pero las hipotecas siguen encareciéndose

El euríbor a un año, el indicador más usado para calcular las hipotecas en España, se anotará en noviembre su segunda bajada mensual consecutiva, lo que, no obstante, no supondrá un desahogo para los hipotecados que revisen ahora sus préstamos, que volverán a encarecerse.

Esta rebaja, aunque representa un respiro para los hipotecados, no supondrá un abaratamiento de las hipotecas, que tanto en el caso de las que se revisen con periodicidad anual como las que lo hagan con carencia semestral, verán incrementadas sus cuotas, eso sí de, forma más moderada que en meses anteriores.

El hecho de que no bajen se debe a que en noviembre del año pasado el euribor estaba en el 3,864 por ciento y hace seis meses quedó fijado en el 4,373%, en ambos casos por debajo del cierre del presente mes.

Así, para una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años y con un diferencial del 0,50%, las cuotas que se revisen anualmente subirán de los 822 a los 886 euros, lo que representa un sobre coste mensual de 64 euros y al año representa una carga para las familias de 768 euros.

En el caso de las hipotecas que se calculan semestralmente, el incremento será de 20 euros al mes.