Petróleo

El crudo Brent alcanza un nuevo récord y supera los 87 dólares

El petróleo batió ayer un nuevo récord, al cotizarse el barril de Brent a 87,5 dólares. A las habituales tensiones de demanda se han unido recientes recortes en las reservas de Estados Unidos para presionar los precios al alza.

El último detonante ha sido la caída de las reservas de crudo en Estados Unidos, el mayor consumidor mundial. La reducción alcanzó los 5,3 millones de barriles, muy por encima de los 800.000 que esperaban los analistas. Los temores a que el inicio del invierno en el hemisferio rico (con el consiguiente consumo de calefacción) coincida con limitaciones de abastecimiento han añadido una gota más de tensión a los mercados.

El barril de crudo tipo Brent, de referencia en Europa, llegó a cambiarse durante la jornada de ayer por encima de 87,5 dólares, su máximo histórico. La senda alcista iniciada por el crudo a comienzos de año parece no tener fin, y ya alcanza unos valores relativos sobresalientes: a mediados de enero, el barril de Brent valía 52 dólares, con lo que, al precio actual, se ha encarecido un 65% en lo que va de año.

El telón de fondo sigue teniendo componentes de oferta y de demanda. Respecto a la producción, a la sempiterna inestabilidad política de Irak se ha unido en los últimos meses la tensión diplomática internacional respecto a su vecino Irán, el cuarto exportador del mundo. Las evoluciones políticas en otros grandes productores, como Venezuela o Rusia, tampoco invitan a la tranquilidad de los mercados.

En el otro lado de los determinantes del precio, la demanda mantiene sus presiones. Pese a las sombras proyectadas por la crisis financiera, el mundo volverá a crecer este año por encima del 4%, capitaneado por los crecimientos vertiginosos de las nuevas potencias emergentes como China e India. Así, la voracidad consumidora no se limita ya a los polos clásicos de Europa y Estados Unidos, lo que presiona los precios al alza.

El Gobierno no ve el umbral de los 100 dólares en el horizonte

Pese a la escalada irrefrenable de los últimos días, el Gobierno no se plantea todavía un escenario con el petróleo a 100 dólares por barril. El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, afirmó ayer que no se prevé que la subida llegue a ese nivel, al menos, en las próximas semanas. El ministro recalcó además que el diferencial del valor entre el euro y el dólar 'nos protege'.

Clos salía al paso así de unas palabras pronunciadas la semana pasada por el presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, quien afirmó que el barril de Brent podría superar la barrera de los 100 dólares 'si se produce una crisis en un par de países de Oriente Medio'.