æscaron;ltima

Kimi Raikkonen gana y pone en evidencia la gestión en McLaren

La mala carrera de Hamilton y el motor cansado de Alonso permiten al finlandés ser campeón de F1

Kimi Raikkonen gana y pone en evidencia la gestión en McLaren
Kimi Raikkonen gana y pone en evidencia la gestión en McLaren

El finlandés Kimi Raikkonen aprovechó las escasas opciones que tenía en Brasil para proclamarse campeón de Fórmula 1 y, de paso, poner en evidencia la estrategia de McLaren durante toda la temporada. Pese a que Lewis Hamilton y Fernando Alonso tenían muchas más posibilidades de conseguir el campeonato McLaren no supo, o no quiso, poner solución a la batalla que tenían sus dos pilotos y las opciones de lograr el campeonato se esfumaron tras un motor gastado, una pasada de frenada y un problema con el cambio.

Pero no se trata de una errónea estrategia deportiva -que en algunas ocasiones también ha sucedido- sino de un problema de gestión empresarial, que tiene en Ron Dennis, el patrón de la escudería, su elemento visible. Dennis ha intentado esquivar durante todo el año la toma de decisiones que terminaran con la insostenible disputa interna, que acabó casi relegando al dos veces campeón del mundo, Fernando Alonso, a una posición prácticamente de segundo piloto. Las promesas de igualdad son, en realidad, imposibles de cumplir.

Tiene algo de justicia poética el triunfo de Raikkonen, un piloto que ha vivido durante años a la sombra de Michael Schumacher y, después, de Fernando Alonso. Su velocidad sobre el asfalto, sólo comparable a la intensidad de sus salidas nocturnas, se ha visto comprometida en muchas ocasiones por su facilidad para romper motores. Además, Kimi se convierte en campeón en su primera temporada en Ferrari, a donde llegó tras marcharse, precisamente, de McLaren. El hombre de hielo, como es conocido el finlandés, dijo tras la carrera unas palabras que, seguramente, no fueron elegidas al azar. 'Durante la temporada no hemos estado delante, pero sabíamos que podíamos mejorar. Incluso en los peores momentos, todo el equipo se ha mantenido unido y eso ha dado su fruto', dijo Raikkonen. Y la cosecha no podía ser mejor para Ferrari, campeón tanto individual como por equipos, tras la descalificación de McLaren por el caso de espionaje, a Ferrari.

Alonso, que terminó tercero tanto en la carrera de ayer como en el mundial, reconoció que ha sido una temporada difícil. 'Pero también tengo buenos recuerdos de ella, como las cuatro victorias'. Quizá ese sea el único buen recuerdo que se lleve el asturiano de su paso por McLaren. El futuro aún no se conoce, pero Alonso advirtió de que seguirá 'dando guerra' en 2008.

Jorge Lorenzo, campeón de 250cc

Jorge Lorenzo se proclamó la pasada madrugada nuevo campeón del cuarto de litro en el mundial de motociclismo. Su tercer puesto en el Gran Premio de Malasia le hizo matemáticamente campeón de la categoría por segundo año consecutivo a falta de la última carrera, que se celebrará en Valencia. Lorenzo deja Aprillia para saltar en 2008 a MotoGP con Yamaha.