Guia

¿Cómo se puede invertir en este tipo de activos?

Aunque es muy fácil ir al mercado y comprar naranjas o un paquete de arroz, no lo es tanto invertir en materias primas. Existen varias formas de invertir en este tipo de activos: el mercado de futuros, los fondos de inversión y las acciones de las propias empresas.

En Chicago se encuentra el Chicago Mercantile Exchange CME y en Londres el London Metal Exchange. En ellos se pueden comprar opciones y futuros sobre los precio de las commodites y se permite invertir con apalancamiento y contar con una elevada liquidez, si bien es necesario asumir el riesgo divisa, ya que ninguno de ellos trabaja en euros. Además, es necesario contar con un intermediario que pueda operar en estos mercados, por lo que habrá que tener en cuenta las comisiones. Por todo ello, son un activo en el que invierten los grandes inversores institucionales.

Además se puede negociar con materias primas a través de warrants y de los fondos cotizados (ETF?s). Estos últimos son fondos que cotizan en Bolsa, al igual que las acciones, pero que invierten el dinero que reciben directamente en el mercado de materias primas. Gracias a los ETF?s los pequeños inversores pueden invertir en estos activos a través de los índices sobre los que están referenciados, como el Dow Jones AIG y en el Goldman Commodity. Con todo, los expertos recomiendan cautela ya que no cuentan con una elevada liquidez.

Los fondos de inversión son la forma más sencilla para poder diversificar la inversión de las carteras de inversores individuales. En España se comercializan diversos productos bajo el nombre de fondos de materias primas. Pero según la regulación de la CNMV no se puede invertir directamente en materias primas, sino que se realiza a través de la compra de acciones de compañías que trabajan con ellas. De hecho, en los últimos tres meses, la bajada de tipos en Estados Unidos ha tenido un efecto muy positivo en las categorías de fondos muy dependientes del crecimiento económico mundial, como los de materias primas o los de mercados emergentes. En septiembre, los fondos que invierten en metales preciosos se convirtieron en el mejor refugio para escapar de los vaivenes de los mercados bursátiles, con un avance medio del 13,6% anual al calor del alza del oro.

Entre los fondos más atractivos se encuentra Carmignac Commodities que invierte en valores con un alto potencial dentro de los metales preciosos e industriales, energía, madera y materias primas agrícolas y que lleva una rentabilidad del 33,1% este año, según los datos de Morningstar.

Le sigue SCH Selección Materias Primas, con una rentabilidad del 24,4% en lo que llevamos de año. El fondo invierte hasta un 75% en acciones de compañías vinculadas al mercado de materias primas, como metales, minerales, petróleo o cualquier otra materia prima, incluyendo nuevas fuentes de energía. Por su parte, el fondo de M&G Asset Management ha logrado en el año una rentabilidad media del 15,8%.