Mercado

Dow Jones y S&P 500 cierran a la baja por los retrasos en el nuevo modelo de Boeing

La Bolsa de Nueva York cerró con resultados mixtos después de que el fabricante de aviones Boeing anunciara retrasos de seis meses en la entrega del nuevo avión 787 Dreamliner, el inicio de la huelga de los trabajadores de Chrysler y los decepcionantes resultados del fabricante de aluminio Alcoa.

Según los datos disponibles al cierre, el índice Dow Jones de Industriales, que el martes subió 120 puntos hasta alcanzar un récord histórico, bajó hoy 85,84 puntos (0,61 por ciento) hasta alcanzar las 14.078,69 unidades.

En cambio, el mercado tecnológico Nasdaq subió 7,70 puntos (0,27 por ciento) al colocarse en las 2.811,61 unidades.

En cuanto al resto de indicadores, el selectivo S&P 500, que recoge las 500 mayores empresas que cotizan en la Bolsa de Nueva York, perdió 2,68 puntos, un 0,17 por ciento hasta las 1.562,47 unidades, en tanto que el tradicional NYSE bajó 15,81 puntos, un 0,15 por ciento al ubicarse en las 10.264,50 unidades.

Los inversores tuvieron a lo largo de toda la sesión un claro ánimo vendedor, intensificado por los altos precios alcanzados en la sesión del martes, en la que el Dow Jones de Industriales y el S&P 500 alcanzaron récord históricos.

Además de la lógica recogida de beneficios, el ánimo de los inversores se vio afectado en la sesión de hoy por los resultados que presentó este martes el gigante del aluminio Alcoa, que no cumplió con las expectativas de los analistas.

Peor de lo esperado

También afectó el ánimo de los inversores el temor a que los resultados de otras grandes empresas sean peores de lo que espera Wall Street.

Alcoa, que presentó resultados después del cierre del martes, ganó durante el tercer trimestre del año 555 millones de dólares, lo que supone un incremento del 3,3 por ciento respecto al mismo periodo de 2006.

No obstante, el beneficio por acción de Alcoa -que es el principal indicador que analizan los expertos para evaluar la evolución de la empresa- fue de 63 centavos, uno menos de lo que esperaban los analistas de Wall Street.

Las acciones del fabricante de aluminio, el primero del Dow Jones en presentar resultados trimestrales, bajaron en la sesión de hoy un 2,49 por ciento hasta los 38,73 dólares.

Los inversores acogieron con preocupación el anuncio del gigante aeronáutico Boeing de que retrasará seis meses la entrega de las primeras unidades del nuevo avión 787 Dreamliner debido a problemas de fabricación.

Las acciones del gigante aeronáutico bajaron así un 2,73 por ciento para cerrar a 98,68 dólares por acción.

Huelga de Chrysler

Los inversores también estuvieron pendientes de la huelga que iniciaron esta mañana los trabajadores del grupo Chrysler en 24 plantas estadounidenses ante la falta de acuerdo para la firma de un nuevo convenio colectivo.

También las acciones de la petrolera Chevron bajaron un 0,78 por ciento hasta los 92,08 dólares por título tras reconocer que los beneficios del tercer trimestre se situarán por debajo del récord de 5.400 millones alcanzados en el segundo trimestre.

En cambio, los títulos del buscador por internet Google siguieron hoy subiendo como la espuma, un 1,66 por ciento, hasta los 625,39 dólares por acción, después de que el banco de inversión Merill Lynch estimara que sus acciones pueden llegar a alcanzar los 740 dólares por título.

La Bolsa de Nueva York movió en esta sesión 1.056 millones de acciones, frente a los 1.940 millones de títulos del Nasdaq.

En el mercado secundario de la deuda las obligaciones a diez años bajaron y ofrecían una rentabilidad del 4,64 por ciento.

Por otro lado, la Reserva Federal de Estados Unidos inyectó hoy 16.000 millones de dólares al sistema monetario a través de su banco de Nueva York encargado de hacer este tipo de operaciones, lo que supone la segunda entrega de liquidez esta semana.