Movimientos en el mercado energético

Los grandes de la energía europea se enfrentan a Kroes y Piebalgs en Madrid

El encuentro celebrado en Madrid en el que se rendía un homenaje a la ex comisaria de energía de la UE, fallecida este año, sirvió para promover un debate sobre las fronteras de la eficiencia y la competencia en el sector.

La flor y nata del sector energético europeo se concentró ayer en Madrid en la conferencia El Futuro Energético de Europa, que, organizado por el Instituto de Empresa y patrocinado por el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, fue un homenaje a la fallecida Loyola de Palacio, ex comisaria de Energía. Precisamente, dos comisarios, el de Energía, Andris Piebalgs, y la de Competencia encabezaron y promovieron el debate en un acto en el que participaron mano a mano el consejero delegado de Enel, Fulvio Conti; los presidentes de Eon, Wulf Bernotat; el de EDF, Pierre Gadonneix; el de Fenosa, Pedro López Jiménez y el de la patronal europea Eurelectric, Rafael Miranda, entre otros. Asimismo, acudieron los consejeros delegados de Shell, Jeroen van der Veerr y Areva, Anne Lauvergeon.

El acto, que coincidía con el final del plazo de aceptación de la opa de Enel y Acciona sobre Endesa, lo que le proporcionó un cierto morbo, resultó desequilibrado del lado español. Con el equipo directivo de Endesa al completo (su presidente, Manuel Pizarro inauguró el acto, limitándose a loar la figura de De Palacio) los asistentes echaron en falta la presencia de ejecutivos de Gas Natural, Repsol e Iberdrola, representada ésta por el director de regulación, Carlos Sallé. Sí acudieron los presidentes de los operadores del gas (Enagás), Antonio Llardén y el de la electricidad (REE), Luis Atienza.

Pero fue en el ámbito político donde más se notó el desequilibrio. Con la presencia del Manuel Fraga y un gran plantel de políticos del Partido Popular (Ángel Acebes, Ana Pastor, Federico Trillo o Jaime Mayor Oreja, entre otros), la representación socialista fue casi testimonial. Entre el público se pudo ver a Claudio Aranzadi, ex ministro e Industria. Fue, precisamente, el actual titular de este departamento, Joan Clos el encargado de dar la penúltima conferencia, previa a la clausura que corrió a cargo de Durão Barroso.

'Tenemos mucha envidia a Italia por su gran interconexión eléctrica con Francia'

Aunque no participaba en la mesa del debate, la estrella mediática fue, sin duda, el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, que apenas se ha prodigado en público a lo largo de la opa sobre Endesa. En un receso del acto, Entrecanales se mostró dispuesto a responder a las preguntas de los expectantes periodistas, ávidos por conocer el nuevo capítulo del culebrón de Endesa. Entrecanales confirmó que habrá continuidad en el equipo de gestión: seguirá Rafael Miranda (si acepta la oferta) y su equipo, remitiéndose a lo prometido en el folleto. También confirmó que han acudido a la opa más del 90% de los accionistas de Endesa y que las turbulencias financieras no afectarán a la operación.

El Comisario de Energía inició un debate que se centró en la necesidad de reforzar las inversiones en infraestructura y energías renovables 'para garantizar un suministro energético seguro, sostenible y competente'. Piebalgs aludió al futuro de las renovables, la captura del dióxido de carbono, la eficiencia y las emisiones de CO2, que marcarán el futuro de las inversiones en Europa. El debate lo continuó su colega Kroes, que reiteró los contenidos de la nueva directiva sobre energía, o el llamado tercer paquete.

Dos cuestiones a este respecto: el mercado interior ('en el que no todo es precio, sino también seguridad'), la espinosa cuestión de la segregación de las redes de transporte de la generación y los frenos a la entrada de empresas extracomunitarias integradas verticalmente en el capital de las europeas. Kroes recordó que hacen falta en Europa inversiones de 900.000 millones..

La comisaria, y también el ministro Clos, hizo hincapié en un proyecto que consideró crítico como es el de la interconexión entre España y Francia. 'Falta integración transfronteriza y poder para los reguladores'.

El presidente de EDF aseguró que su compañía 'apoya la interconexión', aunque consideró más importante el crecimiento de las emisiones de CO2 que, en su opinión, será imparable.

Una buena parte del debate se centró en la energía nuclear que, todos apoyaron, especialmente la francesa Areva; Enel (por 'la desgracia' de no contar con energía nuclear en Italia, según Conti), y el presidente de Fenosa.

Bernotat y Gadonneix contra la comisaria

Aunque en el nuevo paquete para impulsar el mercado único de la energía y fomentar la competencia (futura directiva), la CE no se ha atrevido a meter el dedo en la llaga de la separación de la propiedad de las redes de distribución de su gestión y se ha limitado a plantear el desacoplamiento sólo en las redes de transporte, el enfrentamiento está servido. La medida ha sido contestada por los países más afectados: a Francia (el operador es propiedad de EDF aunque con gestión separada) y Alemania, cuyas grandes eléctricas son operadores de la red y propietarios de las de transporte.

El enfrentamiento fue escenificado ayer en Madrid, cuando los presidentes de Eon, Wulf Bernotat y el de EDF, Pierre Gadonneix, cuestionaron a la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, si la segregación de la gestión de las redes beneficiará realmente a los consumidores.

Kroes reiteró que en los países donde ya existe el modelo, como España y Reino Unido, se ha comprobado que el mercado funciona mejor.

Sin embargo, todos se mostraron de acuerdo en hacer confluir 'la política energética y la política exterior', que se traducirá en trabas a extracomunitarias como Gazprom o Sonatrach.