Coyuntura

Greenspan sigue preocupado por el IPC y la vivienda

El ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan cree que aún no está claro cuál será el impacto sobre la economía de EE UU de las actuales incertidumbres causadas por la caída del precio de la vivienda aunque lo que le preocupa realmente es el repunte de la inflación. Sus declaraciones se emitieron en el programa 60 Minutes de la cadena CBS en una de las entrevistas coincidiendo con el lanzamiento de su libro The Age of Turbulence.

Greenspan dijo que esperaba que la caída del precio de las casas sea mayor 'de lo que calcula la mayoría'. De hecho explicó que no le sorprendería que esta caída fuera medida en porcentajes de dos dígitos.

Pero Greenspan, no es en este sentido tan pesimista como lo es con la inflación. 'La fiebre pasará y la euforia volverá. Nuestro problema en el largo plazo es la vuelta de la inflación'. En este sentido, el ex responsable de la política monetaria de EE UU, afirmaba que su sucesor, Ben Bernanke, tendrá más problemas que él para tomar decisiones (hoy hay nueva reunión de la Fed). 'Era más fácil para mí bajar tipos en un periodo de baja inflación que ahora cuando uno tiene que estar seriamente preocupado por ella', explicó.

Por otro lado, Greenspan se defendió de las críticas vertidas contra él sobre que fue en su mandato cuando se creo una burbuja inmobiliaria, alegando que cuando movió tipos tenía en la cabeza la lucha contra la inflación. El ex gobernador ha levantado ampollas con su libro por la crítica al Gobierno de Bush y la opinión de que la guerra de Irak se hizo por el petróleo, algo que él no censuraría.

Toda una era

El boom de la vivienda ha sido global, dice Greenspan, con origen en el fin del comunismo y el acceso de millones de trabajadores al mercado de trabajo, así como en el mayor papel de países emergentes. Ello rebajó el IPC, el precio del dinero y dinamizó las ventas.