Mercados

Trichet da confianza al mercado pero augura más subidas de tipos

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha reiterado hoy que continúan los ¢riesgos al alza¢ para la estabilidad de precios y que la política monetaria de la entidad sigue siendo ¢acomodaticia¢, aunque subrayó que, dado el alto nivel de ¢incertidumbre¢ por las turbulencias en los mercados financieros, el Consejo de Gobierno esperará a recopilar más información antes de tomar nuevas decisiones sobre los tipos de interés. Por su parte, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, ha admitido que el déficit corriente es insostenible, aunque no ha querido dar pistas sobre la evolución de los tipos de interés.

El BCE decidió el pasado jueves mantener el precio del dinero en el 4%, pese a que previamente había dado a entender que lo aumentaría un cuarto de punto, para evitar agravar las turbulencias financieras. No obstante, en la rueda de prensa posterior, Trichet dejó la puerta abierta a un nuevo encarecimiento del precio del dinero antes de que acabe el año.

En una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, Trichet aseguró que no tenía nada que añadir respecto a sus declaraciones de la semana anterior. ¢Cualquier interpretación de lo que diga que sea diferente de lo que dije el último jueves sería errónea¢, ironizó.

Recalcó que ¢los riesgos a la estabilidad de precios continúan siendo al alza a medio plazo¢ y que la política monetaria del BCE ¢se mantiene en el lado acomodaticio¢.

¢Al mismo, tiempo la volatilidad del mercado financiero y la reevaluación de riesgos de las últimas semanas ha llevado a un incremento de la incertidumbre y, dado el alto nivel de incertidumbre, el Consejo de Gobierno ha considerado apropiado reunir información adicional y examinar cuidadosamente todos los datos nuevos antes de tomar nuevas conclusiones sobre política monetaria¢, concluyó.

Bernanke no da pistas

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, ha asegurado hoy que el déficit por cuenta corriente de Estados Unidos no es sostenible a su nivel actual. Bernanke ha afirmado en el transcurso de una conferencia en Berlín, que la tendencia actual de desequilibrios externos puede resultar contraproducente en el largo plazo.

En concreto, el presidente del banco central de EEUU mostró su preocupación por el envejecimiento de la población y el lento ritmo de crecimiento de la población activa en las economías industrializadas, lo que aumenta la tendencia al ahorro y puede reducir los incentivos a la inversión.

¢El gran déficit por cuenta corriente de Estados Unidos no puede persistir de forma indefinida porque tanto la capacidad del país de realizar los pagos de deuda como la voluntad de los extranjeros por contar con activos estadounidenses en sus carteras, en ambos casos son limitados¢, dijo Bernanke.

¢La causa más cercana del actual desequilibrio estadounidense se encuentra en la reducción del ahorro del país entre 1996 y 2004¢, explicó.

El presidente del instituto emisor estadounidense admitió que los ¢ajustes deben eventualmente tener lugar, y este proceso de ajuste tendrá consecuencias financieras y reales¢.

Bernanke advirtió de que, desde el punto de vista financiero, si el déficit corriente de EEUU persiste cerca de sus niveles actuales, los inversores extranjeros podrían acabar ¢saciados¢ de activos en dólares, por lo que financiar el desequilibrio a un coste razonable ¢podría llegar a ser difícil¢.

Asimismo, la reducción del déficit por cuenta corriente de EEUU requiere también esfuerzos por parte de los países con superávit para contrarrestar el exceso de su deseo de ahorro sobre el de inversión.

¢Una explicación satisfactoria sobre el déficit por cuenta corriente de Estados Unidos no puede centrarse únicamente en este país. Se hace necesaria una perspectiva global¢, afirmó.

Desde un punto de vista global, el presidente de la Fed señaló que los déficit y superávit corrientes de las diferentes naciones se compensan, puesto que los países con déficit sólo pueden lograr financiación en los mercados internacionales de capitales ampliando el superávit de los países proveedores de fondos.

¢De acuerdo con este punto, no es sorprendente que la ampliación del déficit corriente de EEUU se haya visto asociado con incrementos en los superávit corrientes en el resto del mundo¢, afirmó Bernanke.

Por otro lado, el presidente de la Fed señaló que EEUU ha realizado progresos en la reducción del déficit presupuestario del país, la sociedad estadounidense está envejeciendo y su fuerza laboral crece a un ritmo cada vez más lento, lo que significará unos mayores esfuerzos en el gasto público que requieren un incremento del ahorro público y privado.

El presidente de la Fed pasó por encima de las cuestiones de máximo interés en los mercados al no hacer referencia alguna a las actuales dificultades en los mercados financieros, ni dejar entrever ninguna pista sobre la decisión sobre tipos que adoptará el próximo día 18 el Comité de política monetaria del banco central de EEUU.