Vivienda

Los expertos creen que los pisos subirán este año como el IPC

Cada vez son más los expertos que se aventuran a pronosticar que el precio de la vivienda finalizará este año con una subida similar al IPC. En lo que no se ponen de acuerdo es si habrá o no caídas de precios y en qué plazo, aunque algunas consultoras sitúan los descensos entre 2008 y 2010.

Emulando a los analistas de Bolsa, podría decirse que el mercado inmobiliario está descontando que este año finalizará con un encarecimiento de los inmuebles muy cercano a la evolución del Índice de Precios de Consumo (IPC).

Prueba de ello es que de los once pronósticos recopilados hasta el momento, seis se decantan por esa tesis y cinco esperan asistir todavía a revalorizaciones sensiblemente superiores (ver tabla adjunta).

Curiosamente, el Gobierno fue el primero en pronosticar este ajuste mediante la declaración de la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, a comienzos de este ejercicio. Entonces todos cuestionaron su anuncio y, ahora, sin embargo, muchos son los que, sin atreverse a dar cifras, se apuntan al pronóstico del 'aterrizaje suave'.

Los promotores alertan de los efectos que pueden tener estos mensajes en la actividad económica

No obstante, organismos y entidades financieras extranjeras son más críticas con la situación por la que está atravesando el sector y auguran caídas de precios significativas a partir de 2008.

El presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima), José Manuel Galindo, aseguró ayer a este periódico que cuando se lanza un mensaje que vaticina un desplome de precios 'hay que sustentarlo con argumentos y cifras objetivas, porque, de lo contrario, se puede ocasionar un grave problema a la economía de este país'.

'No olvidemos que la actividad económica evoluciona muchas veces en función de unas determinadas expectativas y si ahora insistimos en que los precios van a bajar, podemos estar retrasando decisiones de venta, compra o inversión que terminen afectando al crecimiento', explicó Luis Corral, consejero delegado de Foro Consultores.

La consultora inmobiliaria RR de Acuña y Asociados presentó ayer un estudio en el que augura que, dado el enfriamiento actual de la demanda y el stock de pisos sin vender que se está acumulando, a partir de 2010 y hasta 2013 los precios de las casas podrían descender un 2% anual.

Pese a este vaticinio, la consultora admite que no puede hablarse de estallido de la burbuja ni de crash inmobiliario. El mismo informe augura que las familias van a poder seguir pagando las cuotas hipotecarias, 'aunque hasta el año que viene van a pasarlo muy mal'. No obstante, el mismo estudio matiza: 'se dan todas las circunstancias que hacen previsible esas rebajas de precios, como es la caída de la demanda y el aumento de la oferta, pero si el coste del petróleo bajara sensiblemente y se consolidara la recuperación de la UE, puede que las casas no bajen finalmente', explicó Fernando Rodríguez y Rodríguez de Acuña, presidente de la citada consultora.

Rodríguez de Acuña consideró que lo más preocupante puede venir del lado de las empresas inmobiliarias que no hayan sido prudentes y estén demasiado endeudadas.

La desaceleración puede expulsar del sector a tres de cada cuatro promotoras

Un estudio elaborado por la consultora inmobiliaria RR de Acuña y Asociados alertó ayer de que uno de los efectos que provocará la actual desaceleración de precios y actividad que vive el mercado de la vivienda es la posible expulsión de tres de cada cuatro promotoras de las 60.000 que actualmente existen en España. El presidente de esta consultora, Fernando Rodríguez y Rodríguez de Acuña, explicó ayer que más del 35% de las compañías existentes en España 'no podrá atender sus obligaciones financieras' en 2008, y tres cuartas partes podrían 'desaparecer' entre 2010 y 2013.

Rodríguez de Acuña dibujó un escenario a medio y largo plazo marcado por la sobreoferta que se generará como respuesta a la caída de la demanda solvente (aquel grupo de compradores que puede pagar los precios actuales). De hecho, a día de hoy esta consultora cree que existen más de 20.000 promotoras que no están obteniendo beneficios.

Los registradores certifican el descenso de las compraventas hasta marzo

La venta de viviendas cayó en España un 11,48% en el primer trimestre de este año respecto al mismo periodo del año anterior, según la Estadística Registral Inmobiliaria que realiza el Colegio de Registradores de la Propiedad. Este estudio explica que tanto en vivienda nueva como usada 'se ha producido una importante reducción del nivel de actividad inmobiliaria', si bien 'las cuantías son más elevadas en vivienda nueva'. En concreto, las transacciones de casas de nueva construcción se redujeron un 15,9%, mientras que las de usadas cayeron un 8%. El mayor porcentaje de compraventas de inmuebles correspondió a la vivienda usada, con un 58,07% frente al 41,93% de la nueva, de las que el 39% son libre y el 2,93% protegidas. Estas cifras son muy similares a las de 2006, cuando la venta de pisos usados supuso el 57,9% y la nueva el 42%. Los altos precios y las subidas de tipos están desanimando a la demanda, según los analistas.