Energía

Industria da poder a la CNE para proponer las tarifas del gas y la luz

Tras el pulso entre Industria y la CNE por la exigencia de una mayor independencia para el regulador, el ministerio ha tenido un gesto hacia éste. Así, según el decreto de tarifas eléctricas para julio, que fija subidas inferiores al 2%, la CNE podrá proponer las tarifas energéticas a partir del 1 de julio de 2008.

Industria da poder a la CNE para proponer las tarifas del gas y la luz
Industria da poder a la CNE para proponer las tarifas del gas y la luz

El borrador del real decreto por el que se revisan las tarifas eléctricas a partir del próximo 1 de julio incluye importantes medidas regulatorias, más allá de una revisión que fija una subida media inferior al 2% (en el caso de las tarifas domésticas más extendidas el incremento será del 1,5%, adicional al 2,8% de enero de este año), así como el mantenimiento de las actuales tarifas de acceso a las redes.

En una disposición adicional del citado real decreto, al que ha tenido Cinco Días, el Ministerio de Industria establece que, 'a partir del 1 de julio de 2008 y con carácter trimestral' la Comisión Nacional de la Energía 'enviará a la Secretaría General de Energía una propuesta de revisión de las tarifas eléctrica y de gas'. A partir de esa fecha desaparecen todas las tarifas energéticas y sólo permanecerán las de último recurso, que son las que utilizan los consumidores domésticos y algunas pymes.

Dicha propuesta, que el regulador energético deberá enviar dos meses antes de la fecha de revisión, se basará, entre otros, en el principio de aditividad (esto es, que las tarifas recojan todos los costes) y en la suficiencia de ingresos a corto y medio plazo. Además, la CNE podrá fijar nuevos criterios de cálculo.

Esta medida es un gesto de buena voluntad por parte del ministerio tras el enfrentamiento que ha mantenido con la CNE respecto a la transposición de las directivas del gas y la electricidad, a punto de aprobarse en el Congreso. El regulador había pedido en reiteradas ocasiones (y así lo recogieron el PNV y CiU en sendas enmienda en el Senado) que se incluyese en la reforma de le ley eléctrica una potestad (y otras de tipo sancionador) que le otorga la propia directiva. Según la normativa comunitaria, si rechaza las propuestas de tarifas de la CNE, el ministerio deberá motivarlo.

La Comisión, según nuevo real decreto de tarifas, también podrá proponer 'nuevas subastas virtuales de energía a partir del 1 de enero de 2008' a la vista del resultado de las que Industria ha puesto en marcha este año para 'mitigar el poder de mercado' de las grandes compañías eléctricas.

Por otra parte, además de nombrar a dos personas que lo representen en el grupo de trabajo hispano-francés que impulsará la interconexión eléctrica entre Francia y España, el regulador remitirá a Industria 'una propuesta de regulación de las condiciones de conexión del régimen especial a las redes'.

El nuevo real decreto, que Industria ha remitido a la CNE para su informe, cierra en 49,23 euros MWh el precio provisional, de 42,35 euros MWh, al que se reconocieron las compras que las distribuidoras realizaron en el mercado en 2006. Aquel precio, con el que Industria intentó mitigar el déficit de tarifa, se incluyó en un real decreto de marzo, que también establecía la devolución del valor de los derechos de emisión gratuitos que las empresas habían trasladado al mercado en el primer trimestre del año pasado.

Para el cálculo de las nuevas tarifas se minora dicho valor, si bien, la cantidad y el reparto entre las distintas empresas se incluirá en una posterior orden ministerial.

El déficit tarifario se reduce a la mitad del previsto

El nuevo real decreto de tarifas reconoce a las eléctricas un déficit de ingresos ex ante (previo) de 750 millones de euros para el tercer trimestre del año. Es la misma cantidad que admitió en el primer trimestre, si bien, gracias a la caída de los precios en el mercado mayorista, el Ministerio de Industria, se ha librado de pagar cantidad alguna entre marzo y junio, algo que estaba previsto en enero.

Dicho reconocimiento a priori es una fórmula que Industria incluyó en el real decreto de tarifas que entró en vigor el 1 de enero. En él, admitía el pago de hasta 3.750 millones de déficit de tarifa (diferencia entre ingresos y costes de las actividades reguladas) para todo el año. Por el momento, y hasta el 30 de septiembre, sólo ha liberado 1.500 millones de euros

Más allá de que la cantidad sea la misma con un sistema de reconocimiento previo o posterior, el ministerio ha considerado que el primero es más racional. Por un lado, la financiación del déficit no va contra la generación, sino contra la tarifas de acceso a las redes de distribución y transporte (de cuyas inversiones se benefician los clientes futuros que financiarán el citado déficit). Y, por otro, las empresas lo cobran directamente y será el regulador el encargado de gestionar la emisión de títulos de esa deuda, y no las eléctrica como ocurría hasta ahora. Según el real decreto de julio, los derechos de cobro deberán ser satisfechos en 15 años. Entre los cambios de enero, figura la realización de subastas de capacidad de energía, cuyo precio definirá la tarifa eléctrica, que se revisará también trimestralmente. La primera subasta, por la que las dos grandes eléctricas, Endesa e Iberdrola, venderán parte de su energía a otras distribuidoras, está prevista para el 1 de julio y determinará la tarifa del último trimestre del año.