Compromisos por jubilación

FCC debe asumir pensiones por casi 100 millones de tres empresas compradas

La estela de adquisiciones internacionales que ha hecho FCC en el pasado ejercicio tendrán su peso en el balance. La constructora que controla Esther Koplowitz ha tenido que asumir en su balance 97,5 millones de euros por las pensiones, y en algunos casos indemnizaciones, de los empleados de tres de las empresas compradas.

Las compañías que obligan a FCC a incorporar estos compromisos por jubilación son la primera empresa de gestión de residuos británica Waste Recycling Group (WRG), por la que pagó 1.963 millones, la constructora y concesionaria austriaca Alpine Mayreder Bau (484 millones) y la italiana Aeroporti di Roma Handling (75 millones). Así consta en la auditoría que la empresa de construcción y servicios ha enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La incorporación es significativa porque el grupo, como el resto de constructoras, no tiene planes de pensiones ni seguros que complementen la prestación de jubilación pública de sus trabajadores, salvo en el caso puntual de la filial cementera estadounidense Giant Cement, por 46 millones.

FCC 10,88 -1,63%

Aparte de esa excepción, FCC sólo tiene contratado un seguro para consejeros ejecutivos y directivos que cubre pensiones de jubilación, incapacidad laboral, contingencias relativas al fallecimiento y también indemnizaciones por salida en ciertos supuestos, como se refleja en la auditoría. El montante aportado a ese seguro ascendió a 4,6 millones de euros en la cuenta de 2006.

Por pensiones futuras que pagará a los empleados de la británica WRG lo asumido asciende a 40,4 millones. Como el valor actuarial (cálculo de pagos ajustados al futuro) de las obligaciones devengadas es superior en 4,8 millones, FCC ha tenido que provisionar esta diferencia en el balance consolidado.

En el caso de Alpine, la constructora ha provisionado 39,5 millones por compromisos de pensiones pero también por indemnizaciones que no especifica de empleados que han salido de la empresa.

Por la plantilla de la empresa italiana de handling para el aeropuerto de Roma ha destinado a provisiones 17,6 millones de euros.

El tope de deuda al que quiere llegar

En un momento de deuda récord de las constructoras españolas por el furor de adquisiciones, sobre todo de ACS, Acciona y Sacyr en energía, FCC afirma que aún tiene margen para endeudarse. De momento, es la empresa del sector que soporta la menor carga, 5.527 millones de euros al cierre del primer trimestre. En este dudoso ranking están primeras Ferrovial (34.100 millones) y Sacyr (18.800 millones). En su auditoría, FCC asegura que prevé mantenerse en un apalancamiento del 50% sobre el patrimonio neto (ha llegado en el primer trimestre) y una ratio de deuda con cargo a la matriz de 2,5 veces el Ebitda. A marzo, esta ratio era de 2,13 veces, lo que deja margen para más inversiones.