Reforma laboral

El año arranca con un gran trasvase de empleo temporal a fijo

El empleo arrancó el año con un fuerte transvase de trabajadores temporales a fijos, por el efecto de la reforma laboral. Entre enero y marzo se crearon 340.200 puestos indefinidos y se destruyeron 291.900 temporales, con lo que la tasa de temporalidad se redujo en casi dos puntos, para situarse en el 31,9%. La mala noticia es que se desacelera el ritmo de creación de empleo.

Los efectos de la reforma laboral se dejaron sentir finalmente en los datos del mercado laboral. La segunda fase de esta reforma, en la que se mantienen las bonificaciones al empleo fijo inicial y la posibilidad de hacer contratos con despido más barato, han provocado un fuerte conversión de empleo temporal en fijo. Así en el primer trimestre se crearon 340.200 empleos con contrato indefinido y se destruyeron 291.900 con contrato temporal. Con ello, se redujo la tasa de temporalidad casi dos puntos, el 33,8% al 31,9%, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

La mala noticia es que los datos de creación de empleo del primer trimestre reflejan cierta desaceleración del mercado de trabajo. De hecho, entre enero y marzo la economía española generó 67.400 puestos de trabajo, muy lejos del ritmo de generación de empleo registrado en los cuatro trimestre anteriores, con una media de unos 171.000 empleos cada trimestre. En total, el número de ocupados suma ya 20.069.200.

El paro se incrementó en 45.500 personas hasta marzo, lo que elevó dos décimas la tasa de paro al 8,5%, sumando 1,8 millones de parados. Si bien, el primer trimestre es tradicionalmente un periodo de aumento del desempleo. De hecho, entre enero y marzo de 2006 el número de parados aumentó casi el doble que este año. En el primer trimestre se crearon el doble de empleos entre las mujeres, con 44.200 ocupadas, que entre los hombres (23.200).

Junto a cierta desaceleración del crecimiento de la ocupación hay otro dato que empaña la calidad de los puestos creados, ya que los nuevos empleos tuvieron un contrato a tiempo parcial. Así, entre enero y marzo hubo 121.200 nuevos empleados a media jornada, al tiempo que se destruyeron 53.800 puestos a tiempo completo. Además, los trabajadores extranjeros ocuparon el 76% de los nuevos empleos. Hay otros indicadores que reflejan cierta pérdida de calidad del empleo, como es que haya sido el sector agrario el que más puestos de trabajo ha generado (68.200), seguido de la construcción (41.500) y de los servicios (12.300). La industria, tras ciertas señales de recuperación, registra de nuevo una fuerte destrucción de 54.500 empleos en el trimestre.

Casi 700.000 empleos en doce meses

Las señales de desaceleración contrastan con las buenas cifras de los últimos doce meses, cuando se crearon 669.100 empleos, el 96% de ellos indefinidos y, a diferencia de lo ocurrido en el primer trimestre, casi nueve de cada diez ocuparon un puesto a tiempo completo.

El desempleo también descendió en los últimos doce meses, con 79.700 parados menos. El número de activos (mayores de 16 años en disposición de trabajar) sigue creciendo con ritmo y roza los 22 millones. En el último año se incorporaron a la actividad 589.400 hombres y 356.700 mujeres.

Mejora la ocupación de los mayores y cae entre los jóvenes

Tanto en el comportamiento del empleo en el primer trimestre del año, como en los últimos doce meses se produce una clara mejora de las contrataciones de los mayores de 40 años y una destrucción de empleo en el colectivo de los más jóvenes, de entre 20 y 24 años. Esta situación se ve con mayor nitidez entre enero y marzo, cuando los mayores de 40 años ocuparon 115.000 nuevos puestos de trabajo, al tiempo que se destruyeron 60.900 empleos entre los menores de 30 años.

Igualmente, en los últimos doce meses, se generaron 426.600 empleos de personas con más de 40 años, lo que supuso el 64% de los 669.100 puestos de trabajo que se crearon en el último año.

Al tiempo, el empleo entre el colectivo de los más jóvenes se redujo en 35.400 personas. Además, esta última destrucción de puestos de trabajo se produjo enteramente entre el colectivo de mujeres de entre 20 y 24 años.

Andalucía lidera la generación de puestos de trabajo

La comunidad autónoma de Andalucía está atravesando una buena racha en creación de empleo. Seis de cada diez trabajos generados en el primer trimestre en toda España se localizaron en la comunidad andaluza. Esta región, fue también la que creó más puestos en los últimos doce meses, con 117.500 nuevos trabajadores. En general, en el primer trimestre del año hubo ocho comunidades autónomas que destruyeron empleo. Baleares fue la que más puestos de trabajo perdió (16.700).

Por otra parte, entre enero y marzo, el número de hogares con todos sus miembros desempleados ascendió a 413.300, lo que supuso un fuerte incremento de 18.400 respecto al trimestre anterior.

La tasa de paro del cabeza de familia se elevó en el primer trimestre al 6,29%, al igual que la de los cónyuges o parejas, que avanza hasta el 8%. Por el contrario, la tasa de paro de los hijos, descendió ligeramente hasta el 12,9%.