Inmobiliarias

Astroc se hunde un 43% en Bolsa mientras su presidente reitera su "apuesta total" por la compañía

La cotización de Astroc ha sufrido un fuerte derrumbamiento en Bolsa, hasta el punto de terminar la sesión con descensos del 42,91% al cierre, tras pasar más de siete horas en subasta de volatilidad. El presidente de la compañía, Enrique Bañuelos, ha explicado hoy, en una nota enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que la sociedad ¢no tiene conocimiento de ninguna información relevante que pueda afectar negativamente a la misma, sus actividades, sus operaciones o el marco regulatorio en el que la misma opera¢ y que mantiene su "apuesta total" por la compañía.

Según publica hoy Cinco Días, en el informe de auditoría de la compañía se refleja que la inmobiliaria había vendido tres edificios a su presidente y que esto había impulsado su resultado anual. El informe de auditoría de la compañía recoge que Astroc vendió en 2006 las sedes de la empresa en Madrid, Mallorca y Valencia a su presidente y accionista mayoritario por 53,8 millones de euros, y que existen 12 planes de actuación en la comunidad valenciana que podrían estar expuestos a riesgos por el cambio de la Ley Urbanística Valenciana.

En un comunicado, Enrique Bañuelos, presidente de Astroc, ha reiterado su ¢apuesta total¢ por la compañía, y su compromiso y confianza con el futuro de la empresa. ¢Astroc desde su salida a bolsa ha cumplido escrupulosamente todos los compromisos adquiridos con sus accionistas. Entre ellos, la institucionalización del accionariado, la expansión geográfica de la compañía por todo el territorio nacional, la política de dividendos y la alta rotación de activos", dice.

¢En este contexto, y como parte de su estrategia, Astroc ha llevado a cabo durante 2006 un proceso de venta de activos considerados como no estratégicos para la compañía, tal y como ha comunicado puntualmente al mercado. Entre ellos, destacar varios inmuebles singulares en el tercer trimestre de 2006, así como una parte importante del patrimonio de Landscape en los últimos días de 2006, entre otros¢.

Desplome bursátil

Algunos expertos consultados por Europa Press mencionan como factor del desplome en Bolsa rumores de la posible salida de algún accionista de la empresa. ¢Hoy se ha publicado una información en el diario Cinco Días que decía que la compañía había vendido tres edificios a su presidente y que tiene doce planes de actuación en tramitación que podrían estar expuestos a un cambio de normativa, pero aparentemente estas noticias no deberían justificar la caída¢, indicó un analista de Interdin, que añadió que la situación podría indicar que ¢hay algo más¢.

Los títulos del grupo inmobiliario cerraron hoy a 25,98 euros, tras sufrir una caída del 42,91%, con más de 2,5 millones de títulos negociados.

Una montaña rusa

Astroc salió a Bolsa en mayo de 2006 a 6,4 euros por acción, y comenzó una fulgurante revalorización que la llevó a multiplicar por más de 11 veces su valor hasta tocar máximos de 75 euros en febrero del presente año. Desde esa fecha, la inmobiliaria comenzó una no menos espectacular caída que le ha llevado a perder un 58% en menos de dos meses, aunque sigue acumulando una revalorización de un 440% desde que debutó en Bolsa.

Desde ese momento, y de la mano de su presidente y máximo accionista, Enrique Bañuelos, Astroc ha protagonizado continuos movimientos en la estructura accionarial que provocaron grandes expectativas e hicieron que el valor experimentara grandes subidas. Bañuelos sacó a cotizar sólo el 25% del capital de la compañía, pero después ha ido reduciendo su participación en la compañía desde el 75% hasta el 51,6% que posee actualmente.

A lo largo de los 11 meses de historia de la empresa en bolsa, el empresario valenciano ha comprado y vendido continuamente paquetes de acciones de la compañía, dando entrada a ¢socios de referencia¢ como Nozar, Amancio Ortega, Caixa Galicia, Carmen Godia (que compró un mes después de la salida a Bolsa) y Grupo Rayet. Precisamente Rayet decidió hace un mes salir de la empresa al otorgar a Bañuelos una opción para que comprase su 5,1% de participación en la compañía a 40 euros por acción.