La batalla por Endesa

Enel confía en no tener que esperar seis meses para lanzar la OPA sobre Endesa

El consejero delegado de Enel, Fulvio Conti, afirmó hoy que confía en no tener que esperar seis meses para lanzar junto a su socio Acciona la anunciada Oferta Pública de Adquisición (OPA) sobre el 100% de Endesa a al menos 41 euros por acción. Conti se mostró también convencido del fracaso de la OPA formulada por E.ON a 40 euros por acción, y afirmó estar dispuesto a hablar con el grupo alemán en caso de que quisiera quedarse como accionista minoritario de Endesa.

En rueda de prensa en Londres, donde presentó los resultados del grupo italiano, Conti dejó claro que el objetivo de ambos socios es lanzar la OPA "lo antes posible", en el momento en que las autoridades regulatorias se lo permitan, y confió en que sea antes de los seis meses fijados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

"Si E.ON no llega al 50%", afirmó, su compañía lanzará la OPA "en cuanto podamos hacer nuestra oferta", añadiendo que es algo "absolutamente legal". Por ello, avanzó que presentarán lo antes posible a la CNMV el folleto de su oferta y solicitarán que el supervisor la autorice a partir del próximo 4 de abril, un día después de que expire el plazo de oferta de la alemana.

El primer ejecutivo de Enel, que se mostró convencido del fracaso de la OPA formulada por el grupo alemán E.ON a 40 euros por acción, indicó que el supervisor bursátil español debe "facilitar una oferta que favorece al accionista".

ENDESA 23,95 0,00%

En cuanto a previsiones de resultados, Conti ha afirmado que la adquisición de Endesa permitirá al grupo italiano aumentar en al menos un 25% su beneficio por acción desde el primer año, y dejó claro que no tiene previsto desprenderse de los activos y negocios de Endesa en Latinoamérica.

Igualdad de trato para UBS y Mediobanca

Por otro lado, Conti, ha pedido igualdad de trato para UBS y Mediobanca, las entidades con las que tiene contratados los derivados por casi un 15% de Endesa, respecto a Caja Madrid en lo relativo a los derechos de voto en la eléctrica española.

"No entiendo cómo Caja Madrid puede votar (por su 10%) en Endesa y nuestros bancos (UBS y Mediobanca) no pueden hacerlo", se lamentó Conti, recordando que ambos han utilizado el mismo instrumento financiero (''equity swaps'') en sus respectivos contratos. "La ley es la ley y la lógica es la lógica", ironizó Conti.

La eléctrica transalpina lleva invertidos unos 10.311 millones de euros en el 24,9% de Endesa, paquete que le convierte en primer accionista. Por su parte, su socio Acciona ha invertido 7.550 millones de euros en la compra del 21,03% de la primera eléctrica española.

La clave de los estatutos

Ante la compleja situación creada, la interpretación de los estatutos de Endesa es una cuestión clave para la evolución del conflicto accionarial que se plantea en la eléctrica. Enel y Acciona, que suman un 46% de Endesa, pueden ver limitados con su acuerdo sus derechos políticos al 10%, lo que les dejaría en inferioridad de condiciones frente al 20% que tendría la alianza E.ON-Caja Madrid.

Por ello, estudian presentar un recurso ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) contra el acuerdo suscrito entre Caja Madrid y E.ON, por considerar que vulnera el artículo 34 de los estatutos de Endesa, que limita los derechos de voto de las participaciones que poseean los accionistas de forma indirecta a través de filiales o fiduciarias.

En este sentido, el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Manuel Conthe, ha considerado hoy que Caja Madrid y E.ON no han burlado normativa alguna del mercado al formalizar este "equity swap" o contrato de derivados por el que la entidad no acudirá a la OPA por Endesa y mantiene sus derechos de voto.

Unos resultados reducidos por menores extraordinarios

La eléctrica italiana Enel obtuvo un beneficio neto atribuido de 3.036 millones de euros en el 2006, un 22,1% menos que los 3.895 millones del año anterior, según ha informado hoy la empresa en un comunicado. Enel vendió el 43,85% de su filial Terna por 1.153 millones de euros en 2005, por lo que si se descuenta este ingreso extraordinario y se excluyen los ingresos por Wind de 2006, el beneficio neto de este año habría subido el 1,4%.

Los ingresos del negocio de Enel, que vendió en el 2006 un 112,3% más de electricidad en países fuera de Italia, ascendieron a 38.513 millones de euros, un 14% más que en el 2005.

El beneficio bruto de explotación (EBITDA) creció un 3,5%, hasta 8.019 millones, mientras que el resultado de explotación (EBIT) ascendió a 5.819 millones, con un incremento del 5,1%.