Cajas de ahorro

La Caixa usará la salida a Bolsa de su grupo industrial para comprar bancos europeos

La Caixa utilizará los recursos que obtenga con la salida a Bolsa de su holding de participadas para comprar o tomar participaciones de control en bancos europeos, según explicaron fuentes del sector financiero. Esta fórmula permitiría a la caja que preside Ricardo Fornesa operaciones corporativas mediante el intercambio de acciones del propio holding financiero sin involucrar a la propia entidad, que mantendría intacto su régimen jurídico.

La entidad ya ha comunicado sus planes al Banco de España, al vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, y al conseller de Economía de la Generalitat, Antoni Castells, que no han puesto objeciones.

El propio Ricardo Fornesa, que capitanea la operación, ha revisado la estrategia con vistas a estar en condiciones de abordar la compra de una entidad financiera europea, ya que vislumbra que a medio o largo plazo necesitará salir fuera de España para seguir creciendo.

Objetivos en el Este de Europa

Aunque la entidad estudiará todas las posibles oportunidades, los países que atraen más a la caja catalana son Italia, Polonia, República Checa y Eslovaquia, según las citadas fuentes del sector. La Caixa tampoco descarta el área de la cuenca mediterránea más próxima.

El nuevo holding financiero de participadas será el primero que crea una caja de ahorros en España y superará a otros como Corporación Alba, del grupo bancario mallorquín Banca March, que agrupa sus inversiones en ACS y Acerinox.

Primero, el 25% en una OPV

Según fuentes del sector, La Caixa colocará inicialmente un 25% de su cartera industrial en una Oferta Pública de Venta de Acciones (OPV), que se destinará a pequeños ahorradores, a los que se ofrecerán descuentos. Con este 'free float', la entidad logrará un doble objetivo: dotar a su holding de suficiente liquidez en el parqué y evitar que grupos inversores tomen posiciones de control.

En una fase posterior, la entidad seguirá colocando acciones en el mercado, dando entrada a terceros, aunque manteniendo una posición de control de como mínimo el 51% del holding . Además, la entidad mantendrá a través de su comisión ejecutiva la mayoría en el consejo del futuro 'holding', según las citadas fuentes financieras.

La Caixa anunció ayer su intención de sacar a Bolsa en 2007 un porcentaje "sustancial" de su cartera industrial, cuyo valor ascendía a 21.400 millones de euros al cierre del tercer trimestre, con unas plusvalías latentes de 9.290 millones (descontada la inversión realizada).