Transporte

Pulso de los maquinistas y gestores de circulación de trenes

El Ministerio de Fomento ha convocado hoy al Sindicato de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) para tratar sobre la nueva legislación de formación de personal ferroviario que ha llevado a este sindicato a convocar dos jornadas de huelga en Renfe para los próximos días 18 y 19 de julio. Las partes intentarán desactivar el conflicto.

Con su convocatoria de huelga, Semaf demanda que la nueva normativa sobre formación de trabajadores ferroviarios cuente con más horas de preparación para el caso de los maquinistas. Además exige que se regule de forma igualitaria el acceso a esta profesión, que en los próximos años tendrá una gran demanda fruto de la aparición de nuevos operadores ferroviarios consecuencia de la apertura del sector a la competencia.

El Sindicato de Circulación Ferroviaria, por su parte, amenazó ayer con convocar una huelga a finales del presente mes entre los trabajadores de gestión y control de tráfico de trenes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), en caso de que las negociaciones que mantienen con este ente público sobre sus condiciones laborales no aporten soluciones satisfactorias.

El sindicato de controladores ferroviarios demanda una regulación y definición de sus responsabilidades laborales, un mayor cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales por parte de Adif, y que este ente público titular y gestor de la red ferroviaria deje de reducir el personal de circulación.

En un comunicado, la formación sindical denuncia que actualmente no se reconoce la responsabilidad que deriva de su ejercicio profesional, además de 'discriminación laboral' respecto a otros colectivos ferroviarios. Argumenta que todo ello puede 'influir negativamente' en la seguridad del transporte y en el servicio prestado a la sociedad en las estaciones.

Nuevos Problemas

La liberalización del sector ferroviario ha creado nuevas figuras y a modificado las funciones que históricamente han desempeñado otros colectivos. Igual que en el sector aéreo la competencia atrae nuevos operadores y limita los privilegios monopolistas