Construcción

Portland compra Uniland y supera a Cemex en España

Portland Valderrivas, filial cementera de FCC, dejó claro ayer que está dispuesta a hacerse con el 100% de la catalana Uniland después de cerrar por sorpresa la compra del 51%. El único accionista que no vende, de momento, es el grupo irlandés CRH, que desembarcó hace meses y acumula unas plusvalías latentes de 263 millones.

La compra de Uniland a las familias Fradera y Rumeu permite a Portland Valderrivas alcanzar un objetivo acariciado durante tiempo: superar al gigante mexicano Cemex y pasar de ser la segunda a la primera cementera por producción en España, con una cuota del 24%. El salto le cuesta casi 1.600 millones, ya que compra el 51% y acuerda opciones para adquirir hasta el 73,6% al mismo precio los próximos cinco años.

De esta cantidad, la cementera en la que FCC controla el 66,8%, presentó en la noche del domingo avales del Deutsche Bank por 1.092 millones para hacerse con el 51%. La operación se materializará en el tercer trimestre del año, explicó ayer el presidente de Portland Valderrivas, José Ignacio Martínez Ynzenga, quien dejó la vía abierta a hacerse con el 100% de Uniland.

El único socio que no vende es el grupo irlandés de materiales de construcción CRH, que entró en Uniland el 30 de diciembre pasado y mantiene el 26,3% del capital. Hasta ahora ha defendido su derecho de adquisición preferente sobre el resto del capital y por este motivo ha llevado a los tribunales a Uniland y a los potenciales compradores, incluido Portland Valderrivas.

Heredar este conflicto judicial no preocupa a la filial de FCC, según dijo ayer su cúpula. Pero si Uniland gana esta batalla CHR dejará de ser accionista y Portland Valderrivas estaría 'muy interesado en comprar esa parte', dijo Martínez-Ynzenga. No aclaró si el grupo negociará con la compañía irlandesa si ésta gana el pleito y permanece en el capital como socio incómodo.

Por su parte, CRH estudia ahora todos los escenarios posibles, señalaron fuentes solventes. El primero de ellos supone digerir la sorpresa del precio pagado por Portland. CRH desembolsó 300 millones a finales de 2005 por el 26,3% de Uniland, lo que supone que las plusvalías latentes en medio año se han situado en 263,1 millones si vende su participación. Las otras dos salidas (seguir en el accionariado o esperar una hipotética resolución judicial favorable al derecho de compra preferente, con la posibilidad de adquirir Uniland al mismo precio que Portland) pasan por mantener el enfrentamiento con el resto de accionistas y el equipo gestor.

Con la compra de Uniland, además de reforzarse en España, Portland Valderrivas entra en Argentina, Uruguay, Túnez y gana actividad en Estados Unidos, donde suma una terminal de cemento de Uniland a las tres fábricas que ya tiene el grupo. El 50% de las dos filiales latinoamericanas las comparte con Cementos Molins y Martínez-Ynzenga no cerró tampoco la puerta a negociar la compra aunque 'no hemos hablado aún con ellos'. Con esta inversión de casi 1.500 millones, FCC cumple el objetivo que había marcado para compras de su cementera hasta 2008. Y lo hace más rápido de lo previsto, admitió Martínez-Ynzenga. 'Aunque si se presentan oportunidades las estudiaremos'.

El precio pagado elimina la subasta dos días antes

La elevada valoración de Uniland por parte de Portland ha supuesto en la práctica la eliminación de la subasta de la compañía que debía iniciarse mañana con la presentación de las ofertas vinculantes con precio cerrado. El resto de interesados, Cementos Molins, la griega Titan y dos brasileñas (Camargo Correa y Votorantim) han quedado desbordados por la oferta de Portland. Las familias Fradera y Rumeu, que antes de la entrada de CRH en diciembre no pensaban vender, sólo perseguían la oferta más cuantiosa. La integración con mayor complementariedad era la de la familia Molins, con la que Uniland cuenta negocios comunes en América Latina, aunque fuentes del sector señalaron que podría suponer problemas de concentración evidentes. El consumo de cemento en Cataluña ha crecido un 7,4% entre enero y abril.