Inflacción

Bernanke, incómodo con las subidas de inflación en EE UU

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo ayer que la tendencia al alza que registra la inflación 'no es bienvenida' y afirmó que 'el Comité abierto de la Reserva se mantendrá vigilante para asegurar que el reciente patrón de elevada inflación mensual subyacente no continúa'. Tras oír estas palabras, pronunciadas ante la Conferencia Monetaria Internacional en Washington, los mercados inclinaron definitivamente sus apuestas por una nueva subida de tipos tras la reunión de la Fed el 28 y 29 de junio.

En su discurso, Bernanke, que está presentando sus credenciales a los mercados mostrando su actitud más o menos agresiva para cortar la inflación, dijo que la economía estadounidense está entrando 'en un periodo de transición' y que aunque hay más inversión por parte de las empresas, 'el gasto del consumidor, que suma más de dos tercios del gasto total, se ha desacelerado notablemente en meses recientes'. También dijo que hay una desaceleración en el mercado de la vivienda.

No obstante, para el responsable de la política monetaria estadounidense, el principal problema es la inflación que ha llegado a niveles que si se mantienen 'estarían por encima de la parte alta de la horquilla que muchos economistas, y yo mismo, consideramos consistentes con la estabilidad de precios y el crecimiento a largo plazo'.

Las palabras de Bernanke en esta conferencia han dado la razón en el mercado a quienes apostaban por una subida de tipos de interés, algo sobre lo que, por primera vez en meses, no había consenso. En las últimas semanas, Bernanke ha hablado de hacer pausas y de vigilar los datos antes de tomar una decisión acelerada. Jean-Claude Trichet, del BCE y Toshiro Muto su homólogo japonés también participaron ayer en esta conferencia.