Fiscalidad

Hacienda hará tributar a empresas radicadas en territorios de baja fiscalidad

El proyecto de ley de prevención del fraude fiscal, ahora en trámite parlamentario, mejora la regulación de la hacienda estatal con los denominados 'paraísos fiscales' o territorios de baja tributación. El texto, sometido aún a las enmiendas de los partidos, intenta solucionar las lagunas legales actuales en las que se desenvuelven muchas empresas, al amparo de los cambios continuos de la legislación internacional. Así, en el proyecto de ley se considera 'residentes en España' a las entidades o sociedades radicadas en un paraíso fiscal 'cuando su actividad o activos principales están en España'. De esta forma, Hacienda se asegura el cobro de impuestos con sólo demostrar que la mayor parte de estos grupos obtienen su rendimiento en el territorio nacional, aunque estén registradas en estos territorios.

El cobro de deudas tributarias es, precisamente, una de las prioridades actuales del Ministerio de Hacienda, consciente de que en años anteriores buena parte de las actas levantadas por los inspectores acababan sin ser cobradas, al declararse insolventes los afectados. En 2005, la Agencia Tributaria ingresó 4.600 millones de euros (un 12,9% más) por deudas pendientes, gracias a las medidas cautelares interpuestas, como embargos de bienes. Hacienda cuenta con que el mayor control sobre los paraísos fiscales contribuya a mejorar aún más estas cifras.