La batalla energética

Las cajas de ahorros refuerzan el núcleo estable de Iberdrola

La última fotografía del accionariado de Iberdrola muestra que los inversores españoles han elevado su participación al 62%, en parte por el mayor peso de las cajas de su núcleo estable. Las instituciones extranjeras han reducido su participación cinco puntos, según el informe de gobierno corporativo.

Los consejeros de Iberdrola controlan un 1,7% del capital y los socios estables, algunos de ellos presentes también en el consejo, tienen otro 20,2%. Además de ese núcleo hay otros inversores institucionales y particulares que elevan la parte española en el capital de la eléctrica al 62%, frente al 57% de un año antes.

El futuro presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha seguido la estrategia de reforzar su núcleo accionarial con la entrada de cajas de ahorros de sus zonas de influencia. Así, ha conseguido integrar a 14 cajas en su accionariado estable (contando la participación indirecta de Caja Navarra a través de Sodena) que controlan un 15% del capital, con BBK a la cabeza.

Su presencia supone un primer blindaje frente a cualquier operación de carácter hostil, dada además la potencia financiera de algunos de los socios. Según los datos del informe anual de gobierno corporativo de Iberdrola, varias de ellas han elevado su participación en la eléctrica. Unicaja ha alcanzado el 1,32%; Caja Murcia ha subido al 0,75%; las cajas de Castilla León ya controlan el 2,5% y Caja Castilla La Mancha ha subido al 0,48%, por ejemplo.

El BBVA, en cambio, ha reducido su participación al 5,4% que ya comunicó en abril de 2005. La propia eléctrica, por otro lado, tiene opciones sobre acciones propias que vencen en 2006 por un 0,8% del capital.

Sueldos y blindajes

El informe señala que el consejo de la eléctrica que preside Íñigo de Oriol percibió 8,204 millones en 2005, un 9,09% menos que un año antes. De esa cifra, 4,35s millones corresponde a los dos consejeros ejecutivos (Oriol y Galán) que al margen cobraron una gratificación por objetivos de carácter plurianual de 2,301 millones, no incluida en el total de 8,2 millones.

El sueldo de los otros 13 miembros de la alta dirección creció un 22,6% hasta 8,453 millones, en parte por la incorporación de Joaquim Pina Moura. Además recibieron 4,816 millones de gratificación plurianual.

Los 15 altos directivos y otros 74 ejecutivos tienen blindajes de dos a cinco años de sueldo. Iberdrola resolverá en breve el concurso de auditoría para el periodo 2006-2008. PwC y Ernst & Young compiten con Deloitte (actual auditor).

Galán relevará a Oriol en el consejo de abril

La junta del próximo 30 de marzo será la última que presida Íñigo de Oriol, pero en ella no será aún cuando se produzca el relevo en la cúpula. El actual vicepresidente, Ignacio Sánchez Galán, asumirá la presidencia de Iberdrola en el consejo de abril, previsto en principio para los días 26 o 27 de ese mes. También está previsto que en ese momento entre en el consejo Víctor Oriol, hijo del actual presidente, y que se jubile Ignacio Piñero, cuyo puesto se amortizará, dentro de la política de reducción del número de consejeros que mantiene la eléctrica en consonancia con las recomendaciones de buen gobierno.