Seguridad

Los mecheros vendidos en la UE deberán ser inutilizables para los niños

La Comisión Europea logró ayer el respaldo de los Estados miembros para imponer nuevas normas de seguridad a los fabricantes e importadores de mecheros. El proyecto de Decisión se someterá ahora al escrutinio del Parlamento europeo (durante un mes), y los Estados dispondrán luego de cuatro meses para adaptar su legislación. Desde ese momento, los fabricantes tienen sólo seis meses para empezar a producir mecheros con un mecanismo de seguridad que impida su utilización a los niños menores de cinco años.

La CE asegura que la medida ayudará a reducir el número de muertes (unas 40 anuales) que se producen en Europa como consecuencia de los incendios provocados por niños. Bruselas basa sus cálculos en la extrapolación de un estudio realizado en el Reino Unido. Y la medida aprobada es una réplica de otra similar adoptada en EE UU en 1994. El comisario europeo de Salud y Protección al consumidor, Markos Kyprianou, indicó ayer su portavoz, 'piensa que si esa medida es buena para EE UU también lo será para la Unión Europea'.

Desproporción

La industria, en cambio, considera desproporcionada la obligación de adaptar un producto que, la mayor parte de las veces, no se encuentra al alcance de niños tan pequeños. El sector teme el impacto económico de tener que adaptar toda la maquinaria al nuevo modelo de producción.

Las empresas europeas augura, además, que los mecheros importados sin esos mecanismos desplazarán a la producción local. La CE se ha comprometido a impulsar un proyecto conjunto con las autoridades nacionales para verificar que todos los encendedores, incluidos los importados, cumplen la nueva norma.