'Telecos'

El sector dice que la medida amenaza las inversiones

La decisión de la CE de autorizar el móvil virtual cayó ayer como un jarro de agua fría entre los tres operadores celulares que tienen red propia. Telefónica Móviles, Vodafone y Amena no ocultaron que la medida es de su total desagrado, aunque optaron por la prudencia a la espera de tener los documentos y la propuesta final de la CMT.

Sin embargo, fuentes del sector adelantaron que la llegada a España del móvil virtual amenaza las inversiones de las operadoras establecidas. En esta línea se manifiesta Telefónica Móviles, al hacer hincapié en que la autorización de esta figura se produce 'en un momento crítico de despliegue de red y de desarrollo del UMTS'.

Por ello, aunque las mismas fuentes aseguran que el recurso ante los tribunales debería ser la última solución, la posibilidad está sobre la mesa. Y a juzgar por las dudas que una parte de la CE alberga sobre la justificación de la medida, los tres operadores podrían contar con posibilidades de derrotar judicialmente al regulador español.

Bruselas dudó hasta el último momento sobre la conveniencia de dar el visto bueno a la propuesta de la CMT, porque la decisión se basó en un presunto dominio colectivo del mercado mayorista de la telefonía móvil, 'una conclusión que plantea cuestiones económicas de enorme complejidad', advierte la CE.

Riesgos

Las operadoras con red se apresuraron ayer a cuestionar al móvil virtual. Aseguran que no está demostrado que sirva para bajar precios, que supone competir en desigualdad de condiciones y que en algunos países ha tenido efectos negativos en la competencia.