Balance del sector del automóvil

Los líderes del mercado empiezan a perder fuelle

El Mégane sigue siendo el más vendido

Las cifras difundidas ayer confirman que el grupo alemán Volkswagen desbancó al francés PSA como líder por venta de coches en España, como adelantó Cinco Días. De hecho, Volkswagen avanza mientras los otros cuatro grandes grupos retroceden hasta el punto de que sin la aportación del grupo alemán al crecimiento no se habría logrado récord de ventas en 2005.

La clasificación de modelos sí permaneció inalterada. El desgaste sufrido por los coches más populares, sin embargo, permite adelantar un 2006 con algún cambio en las preferencias de los consumidores, y nuevas iniciativas comerciales para evitar posibles pérdidas de cuota de mercado.

Los cuatro primeros automóviles de la lista, el Mégane de Renault, el Focus de Ford, el 307 de Peugeot y el Ibiza de Seat empiezan a vivir los primeros síntomas de declive. Sus caídas, unidas a las del Citroën Xsara y las del Peugeot 206 han permitido a dos modelos alemanes, el Astra de Opel y el treintañero Golf de Volkswagen encaramarse a la parte alta.

Pese a su erosión, el Mégane fue por tercer año consecutivo el modelo más vendido con 115.354 unidades, lo que supone una disminución del 1,93%. Estas cifras dan al modelo una penetración del 7,55%. Ni siquiera contar con Fernando Alonso ha evitado la caída del modelo que proporciona el 61,1%% de las ventas a Renault. El coche, eso sí, vivió un buen diciembre, con un alza del 17,7% y 9.314 matriculaciones.

La compañía francesa, pese a la caída del Mégane, se mantuvo firme como principal marca por vigésimo sexto año consecutivo. La filial logró colocar en el mercado 188.896 coches, el 2,5% menos que en 2004. La firma no ha logrado el éxito esperado con su gran apuesta de 2005, el Modus, hecho que ha provocado un semillero de dudas en Valladolid, la ciudad donde se encuentra la planta donde se ensambla. La compañía, eso sí, ha lanzado un nuevo Clio, que espera revertir la debacle del 21,8% sufrida por su antecesor.

El segundo turismo más comercializado fue el Ford Focus con 82.659 unidades vendidas, un 3,28% menos que en 2004, seguido del Peugeot 307, con 64.055 unidades (-7,90%) y el Seat Ibiza, con 60.564 (-3,22%). Hay que bajar hasta el quinto lugar para encontrar una evolución favorable. Fue el caso del Opel Astra, el segundo coche más vendido de Europa, con unas ventas de 51.054 unidades, el 16,01% más.

La sexta plaza es para un recién llegado, el Citroën C4. El sustituto del Xsara empieza encontrar su lugar en el mercado, apoyado por una sonora campaña publicitaria. De este coche se vendieron 46.424 unidades, frente a las 3.992 de 2004, si bien aún está lejos de los guarismos de su antecesor. El C4, de hecho, ha permitido a Citroën compensar la caída del 19% sufrida por el C3 y logró impulsar el negocio del grupo PSA. La marca logró matricular 162.963 turismos en 2005, con un alza del 2,1%, lo que le permite poner tierra de por medio con respecto a su hermano Peugeot, bronce en el ranking de marcas.

Al C4 le siguen en la lista de modelos el Golf con 44.625 unidades (+9,7%), el Peugeot 206 con 43.085 unidades (-26,3%), el Citroën Xsara con 41.530 unidades (-40,4%) y el Seat León con 41.262 unidades (+7,57%).

La marca española de Volkswagen no ha logrado mantener firmes sus bases y su presencia se desinfló el 0,4%, hasta 149.660 unidades con lo que es cuarta. No obstante, la compañía prevé un 2006 mejor, con las nuevas versiones del León y del Toledo ya plenamente operativas. El León, de hecho, fue el tercer coche más vendido en diciembre, con un alza del 4,2% y 5.505 unidades comercializadas. El Altea, por su parte, también logró entrar en la lista mensual con 2.614 coches. A Seat le siguen en la lista de marcas Ford, con 149.281 unidades (-3,8%) y Opel (130.958 unidades).

Concesionarios: Suben las ventas, bajan previsiones

Faconauto, federación creada en 1986 que agrupa a las asociaciones de concesionarios oficiales presentes en España, considera que aunque la facturación del sector creció en 2005 un 8,4%, hasta los 29.500 millones de euros, el mercado presenta síntomas de ralentización. La asociación indicó ayer que el incremento de la cifra de negocio es inferior al registrado en el año 2004, en el que los concesionarios aumentaron su facturación un 17%. La subida de tipos de interés y el mayor precio del combustible lastrará el desarrollo del sector en 2006, estima Faconauto.

Los todoterrenos arrollan

La venta de automóviles todoterrenos en España durante 2005 ha sido la mayor registrada nunca. Por primera vez se han superado las 100.000 unidades vendidas. Los 120.443 coches de este tipo vendidos durante el año recién terminado -tras un registro en diciembre de 11.421 unidades (un 20,6% más que en el mismo mes de 2004)- suponen un hito: un 22,1% más sobre las 98.655 unidades vendidas en el ejercicio precedente. Toyota ha sido la marca de todoterreno de más éxito durante el pasado año, 15.394 unidades vendidas, un 7,4% más. Las siguientes marcas más comercializadas han sido Nissan, con 14.416 todoterrenos vendidos, un 5% más, y Hyundai, con 13.302 unidades, un 53,3% más que en 2004. Por encima de las 10.000 unidades se han situado también KIA, BMW y Suzuki. El mercado de todoterrenos en España supera de momento así el temor del sector a que desde el Gobierno se incremente el impuesto de matriculación de estos vehículos por su mayor contaminación, aunque en octubre se registró una caída en el volumen de ventas comparado con el mismo mes de 2004.

Según indicó el consejero delegado de Mitsubishi España, José Manuel Soriano, a este periódico en una reciente entrevista, vender un todoterreno sale más rentable para una marca que comercializar un turismo. 'Los costes de fabricación son parecidos', afirma, 'y para una compañía siempre es mejor vender un coche caro que uno barato'.

En el último año, los precios medios de los todoterreno y los llamados SUV (una versión más pequeña y evolucionada) han aumentado un 12,7%, hasta alcanzar 38.641 euros, según un estudio de PricewaterhouseCoopers.