Política monetaria

La idea de que se contendrá el alza de tipos penaliza al euro

El dólar acumula este año una revalorización del 13% tras los siete aumentos de los tipos decididos por la Reserva Federal

El discurso que pronuncio ayer Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, tras elevar los tipos al 2,25% movió claramente a la baja al euro, que cotizaba hasta ese momento sin cambios. Los inversores comenzaron a deshacerse posiciones sobre la moneda europea una vez que conocieron que el BCE no planea una serie de subidas de tipos de interés en la zona.

El euro marcó mínimo intradía en 1,1690, pero luego se recuperó hasta 1,1736. Aún así, supuso una depreciación del 0,45%. 'El mercado está asumiendo que el BCE no va a elevar los tipos en los dos próximos meses. El camino está abierto para que los descensos del euro vayan mucho más allá', comentó a Bloomberg Ian Stannard, de BNP Paribas.

Mientras, las expectativas sobre la posibilidad de que los tipos de interés sigan subiendo en Estados Unidos se van haciendo más fuertes. 'La Reserva Federal va incrementar los tipos al menos dos veces más, lo que continuará desplazando en términos de crecimiento a la zona euro', explicó a Bloomberg Samarjit Shankar, director de estratega global de Mellon Financial. Alan Greenspan ha subido los tipos de interés este año en siete ocasiones y el dólar mantiene una apreciación sobre el euro del 13,41% en el periodo.

También fue un día de caídas para la rentabilidad de los bonos europeos a 10 años. La del alemán se colocó en el 3,409%, y la del español, en el 3,431%. El salto que han dado los tipos de estos activos ha sido cuantitativamente importante desde el mínimo histórico al que se encontraban en septiembre pasado. El bono alemán llegó al 3,024%, y el español, en el 3,005%.

Precisamente la recuperación de las rentabilidades de la deuda en este tiempo ha venido de la mano de las expectativas de subidas de interés en el corto plazo en Europa. 'Si tu aumentas los tipos 25 puntos básicos 0,25% y dices que con ello hay una estabilidad de precios, entonces no había necesidad de incrementarlos', dijo ayer Peter Mueller, del Commerzbank.

El mercado de deuda estuvo influenciado también por los datos que se conocieron sobre la economía alemana. La cifra de desempleados cayó por debajo del 11% por primera vez desde el verano pasado.

Las hipotecas subirán 40 euros en mayo, junio y julio

Las operaciones interbancarias a un año cruzadas ayer en la zona euro se cerraron a un tipo de interés del 2,756%. De mantenerse en ese entorno a lo largo de 2006 (supondría que los tipos directores se mantendrían estables en el 2,25% todo el ejercicio), las revisiones de las cuotas hipotecarias podrían llegar a cerca de 0,7 puntos, con un incremento de los pagos de más de 44 euros para la hipoteca media: 120.000 euros a 25 años. Este incremento se producirá en mayo, junio y julio, cuando los tipos cumplan un año desde sus mínimos (ver cuadro adjunto). Se concentraron en tales meses por las expectativas de un nuevo descenso del precio del dinero en la zona euro, que no llegó a producirse. El mínimo se registró en junio, con un 2,1%. Pero el mercado de futuros sobre tipos de interés sigue marcando subidas adicionales en la zona euro en los próximos meses, lo que supondría que el encarecimiento de los créditos proseguiría, y con él, el aumento de las cuotas a pagar. Esta primera subida de tipos de interés coincide con el máximo volumen de endeudamiento de las familias: 617.000 millones de euros, un 20,6% más que hace un año. Pero los agentes más beneficiados son las entidades financieras, que elevan el precio que cobran (tipos activos) por los créditos concedidos, y recomponen su margen de intermediación.