Conflicto

Los agricultores también exigen subvención para el gasóleo

Han hecho falta 19 horas de intensas negociaciones hasta la mañana de ayer para que el Gobierno y los pescadores llegaran a un acuerdo que ha permitido desbloquear los puertos españoles que llevaban más de dos días paralizados. El acuerdo fue posible después de que el Gobierno accediera a subvencionar con 0,095 euros el litro de gasóleo, 3,5 céntimos más que la ayuda actual.

El conflicto entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y las cofradías de pescadores ha tocado fin. Ambas partes alcanzaron ayer un acuerdo económico para subvencionar el gasóleo que consume el sector y para crear dos mesas de negociación que estudiarán, entre otras cosas, el aplazamiento en pago de las cotizaciones de estos trabajadores a la Seguridad Social y los problemas estructurales del sector como la red comercial.

En concreto, el Gobierno otorgará a los pescadores ayudas directas de 9,5 céntimos por litro de gasóleo consumido. Esta subvención se enmarca dentro del sistema minimis, que permite a los Estados comunitarios dar ayudas económicas sin tener que dar explicaciones a Bruselas. Este sistema fija también un límite de subvenciones de 3.000 euros por barco en tres años. La Federación Nacional de Cofradías de Pescadores han conseguido en la negociación tres céntimos más de lo que ya estaban recibiendo, ya que el Gobierno ya les subvenciona seis céntimos por litro de gasóleo, lo que supone incrementar las ayudas un 60%.

No obstante, lo conseguido por los pescadores queda lejos de sus exigencias iniciales, ya que reclamaban un precio fijo en surtidor de 0,30 euros el litro de gasóleo, frente a los 0,80 euros que cuesta aproximadamente el litro de gasóleo, aunque este precio oscila según los puertos.

'Lo suscrito no era lo que deseábamos pero las circunstancias te fuerzan a firmar y tras un esfuerzo y unas negociaciones de más de 19 horas, la Ministra nos dijo que no había más margen por parte del Gobierno, por lo que o se firmaba o no había nada', aseguraba Manuel Peinado, responsable de la cofradía de Andalucía, una de las primeras en aceptar el acuerdo.

Más reticencias hubo entre otras cofradías como la de Valencia o Barcelona que se unieron más tarde al acuerdo.

El puerto de la Ciudad Condal reanudó sus actividades a las 16:30 horas tras la asamblea celebrada por La Federación de Cofradías de Pescadores de Cataluña. De esta forma, y tras un bloqueo de más de 40 horas, el puerto barcelonés, que cifró sus pérdidas en 13,5 millones de euros, volvió poco a poco a la normalidad, informa Toni Garganté. Los buques de Acciona Trasmediterránea reanudaron a mediodía de ayer las salidas de sus buques. El desbloqueo benefició también a más de 5.000 pasajeros de dos cruceros que estaban fondeados en las afueras del puerto barcelonés.

Reparos en el País Vasco

Los únicos pescadores que pusieron reparos al acuerdo con el Gobierno, aunque finalmente liberaron también los puertos de Bilbao y Pasaia, fueron los de la flota vasca, que mantendrá una reunión el miércoles con el ministerio, ya que no están integrados en la Confederación Nacional de Cofradías.

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, que estuvo a la cabeza de las negociaciones, anunció ayer que su departamento iniciará las negociaciones pertinentes con el Ministerio de Fomento, con el fin de evitar posibles sanciones al sector como consecuencia del bloqueo a mercancías y pasajeros.

De hecho, varias autoridades portuarias de distintos lugares afectados por los bloqueos habían anunciando que las movilizaciones eran ilegales y como tal presentarían las demandas de daños y perjuicios que estimaran oportunas contra los pescadores.

Nueva plataforma

Las principales organizaciones del sector, entre ellas la Federación Española de Organizaciones Pesqueras y la Federación Española de Armadores de Buques de Pesca, han creado una 'plataforma' para trasladar sus problemas al Gobierno 'con una sola voz'.

Los agricultores 'calientan motores'

Los agricultores podrían ser los próximos en provocar un quebradero de cabeza al Gobierno, con sus demandas para compensar el elevado precio del gasóleo. El secretario general de la organización agraria COAG, Miguel López anunció ya ayer que los agricultores bloquearán las carreteras con tractores si el Gobierno no da una respuesta a la subida del precio del carburante antes del 25 de noviembre.

'No queremos dañar el movimiento general del país, pero si el Gobierno no una respuesta en un tiempo prudencial sacaremos todos los vehículos a las carreteras y trataremos de bloquear todo el país', advirtió López, quien reclamó al Ejecutivo socialista que 'mueva ficha', porque el sector agrario 'no puede aguantar más esta situación'.

'Está visto que si no causas problemas (en referencia a las movilizaciones de camioneros y pescadores) nadie te hace caso, así que habrá que ver que hacemos', aseguraba ayer un miembro de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) que anunciará hoy en Madrid futuras movilizaciones del sector agrario, si el Gobierno no accede a negociar. Esta organización dará 'unos días' al Gobierno para que 'nos ofrezca propuestas concretas', de lo contrario anunciarán movilizaciones. Hasta entonces mantendrán las manifestaciones pacíficas que vienen haciendo desde hace un mes.