Reforma laboral

La CEOE rechaza la propuesta y decide hoy si abandona o no la negociación

El documento de propuestas para la reforma laboral presentada por el Gobierno 'no responde a las necesidades del mercado de trabajo y lo hace más intervencionista, más rígido y más caro. En general, responde en mayor medida a las demandas sindicales que a las empresariales'. Con estas palabras, el secretario general de la patronal CEOE, Juan Jiménez Aguilar, rechazó ayer el documento de propuestas del Ejecutivo.

Pocas veces, los empresarios han salido tan contrariados de una primera reunión de contenidos en una negociación laboral, pero ayer el número dos de CEOE fue muy tajante: 'sólo un replanteamiento general de la posición del Gobierno' haría posible reconducir las negociaciones.

Los argumentos dados ayer por el dirigente empresarial para asegurar que el acuerdo 'es muy difícil' son que el texto es 'desequilbrado' en favor de las demandas sindicales. Entre las críticas concretas está el trato propuesto para las contratas y subcontratas, la limitación de la contratación temporal o la 'indeterminación' de los estímulos a la contratación indefinida. En cualquier caso, Jiménez Aguilar dijo que la patronal 'no se caracteriza por levantarse de la mesa de negociación', pero anunció que los órganos de dirección de la CEOE anunciarán mañana si continúan o no negociando con las condiciones puestas por el Gobierno.