Foro Cinco Días

'Generalizar el coste del despido a 33 días me parece positivo'

Pedro Solbes se mostró partidario de generalizar el coste del despido individual en 33 días por año trabajado, como el que corresponde a los contratos indefinidos para ciertos colectivos acogidos a la reforma de 1997, frente a los 45 días que fija con carácter general el Estatuto de los Trabajadores. En el Foro Cinco Días, el vicepresidente segundo explicó que 'tiene sentido seguir aplicando un mecanismo que ha funcionado bien durante los últimos años para determinados colectivos. Pero como es un tema que está siendo negociado por sindicatos y empresarios no quiero ser muy preciso'. Trabajo entrega hoy su documento a sindicatos y patronal, y recoge, además de la generalización de los 33 días de despido, la contratación como fijos de los contratados por obra allí donde exista una actividad permanente realizada por subcontratas, y una rebaja de cotizaciones para los contratos nuevos fijos.

El vicepresidente se mostró a favor de generalizar un sistema que, según dijo, 'me parece positivo'. Por el contrario, rechazó con contundencia que el Estado deba financiar los despidos de empresas de menos de 50 trabajadores, como plantea CEOE. Solbes dedicó la mayor parte de su discurso a explicar por qué España debe modificar su patrón de crecimiento: 'Ante el previsible agotamiento de los impulsos que llegan de fuera fondos comunitarios y rebaja de tipos de interés y que han sustentado nuestro crecimiento debemos modificar el modelo si no queremos correr riesgos', explicó.

'El fuerte impacto que ha tenido la espectacular caída de los tipos de interés irá perdiendo efecto, aunque aún le queda recorrido. Por eso la mejor forma es buscar nuevos impulsos y para ello el Gobierno ha apostado por incrementar los fondos a las partidas de I+D+i', aseguró el vicepresidente. Solbes, que se mostró preocupado por el repunte inflacionista, insistió en que deben articularse medidas para evitar que 'nuestra economía pierda competitividad'.

El titular de Economía recordó que en ese propósito de introducir mayor flexibilidad en los mercados se enmarca el plan dinamizador de febrero. Además de las medidas liberalizadoras, Solbes destacó que el Ejecutivo está actuando para promover el cambio de modelo desde el presupuesto. 'En 2006 continuamos con el principio de estabilidad que va a posibilitar abordar en el futuro problemas como el envejecimiento de la población y las pensiones'.

Respecto a la reforma del IRPF,. Solbes confirmó que a finales de este año espera someter a debate público el primer documento para que el proyecto de ley inicie su trámite parlamentario en 2006 y entre en vigor un año después. Respecto a si bajará el tipo máximo del 45% actual al 40%, Solbes dijo que se fijará en función del margen de recaudación del Estado.