Revolución en el sector eléctrico

Repsol reducirá su participación en Gas Natural del 30% al 10%

Tras el consejo de administración de Gas Natural del pasado lunes que dio vía libre a una oferta hostil por el 100% del capital de Endesa, su accionista Repsol YPF, con un 31% del capital, emitió un comunicado expresando su decisión de proceder a una desinversión en su filial. Concretamente, Repsol está dispuesto a vender un 20% y quedarse con un tercio de su paquete actual 'en los próximos meses'. Se tratará de una fórmula similar a una emisión de bonos canjeables.

Con esta fórmula, la venta de la participación llevaría implícito el mantenimiento de sus derechos políticos durante tres años. 'De forma coherente con lo anunciado en su plan estratégico 2005-2009 respecto a la transformación de su cartera de activos para favorecer posibles oportunidades de inversión' la petrolera indica su disposición a desinvertir en el capital de Gas Natural. Eso sí, 'conservando durante varios años la totalidad de los derechos políticos y participando en la revalorización potencial de la totalidad de las acciones que actualmente posee en ese mismo periodo de tiempo', lo que le permitirá 'recoger la generación de valor' que se producirá como consecuencia de la operación propuesta por su filial Gas Natural.

Fuentes de Repsol aseguran que se trata de 'de una fórmula que el grupo está preparando para la venta de las acciones en cuyo contrato se estipulará que la compañía mantendrá temporalmente los derechos políticos'. Según indican en Repsol, todavía no hay compradores, y 'se ha optado por anunciar esta desinversión dentro del proceso de la opa porque así nos lo han aconsejado nuestros abogados'.

REPSOL 12,38 -0,24%
NATURGY 24,31 -0,98%

Se trata de la misma medida adoptada por Pemex con su paquete del 5% en Repsol o la que decidió La Caixa en su día respecto a su paquete del 5% de Endesa.

5% del nuevo grupo

Si Repsol procede a la desinversión de un 20% y la opa sobre Endesa triunfara, el capital de la petrolera en el nuevo grupo resultante quedaría diluido hasta situarse en torno al 5%, aunque la cifra final dependerá del nivel de aceptación de la opa.

Por el contrario en el comunicado en que La Caixa manifestaba su apoyo a la opa, la entidad catalana se reservaba el derecho de incrementar su actual participación en la gasista, 'con el objetivo de consolidar su posición accionarial en el nuevo grupo resultante'. Lo previsible es que aspire al 20% del nuevo grupo que le permita consolidar la participación. La entidad catalana posee un 35,5% que quedaría diluido a un porcentaje entre el 15% y el 18% en función del nivel de aceptación de la opa.

En Repsol que junto con La Caixa suma más del 60% de Gas Natural, consideran clave la participación de Iberdrola en la operación 'porque le da sentido a la misma'. Se crearían en España dos grandes grupos de gas y electricidad, indican en Repsol, lo que no se contradice con el contenido del Libro Blanco de la Electricidad, que 'propone que se consiga una competencia efectiva.

Montilla fue informado en agosto

El ministro de Industria, José Montilla conoció las intenciones de Gas Natural de lanzar una opa sobre Endesa en la primera semana de agosto, según indica un portavoz de Repsol. Precisamente, en una entrevista a Cinco Días, el titular de Industria descartaba en esos días cualquier tipo de operación de concentración para los próximos meses. Su argumento era que las empresas esperarían a ver cómo se sustanciaban los cambios regulatorios en el sector eléctrico prometidos por el Gobierno.

Después de aquella primera comunicación, hasta la última semana de agosto los principales accionistas de Gas Natural (La Caixa y Repsol) no ofrecieron al ministro los detalles de la operación, que también comunicaron al ministro de Economía, Pedro Solbes. Fuentes cercanas al Gobierno consideran poco oportuna la operación pues dificulta las reformas legales.