Política monetaria

El BCE deja intactos los tipos en la eurozona, como preveían los mercados

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo se ha reunido hoy en Francfort, como cada mes, para hablar de la política monetaria en la eurozona, y como esperaban mercados y analistas, no ha modificado los tipos de interés, actualmente en el 2,0%.

El BCE bajó los tipos rectores por última vez el 6 de junio de 2003, hasta el actual 2,0%, el nivel más bajo desde la II Guerra Mundial para todos los países que integran la Unión Monetaria.

Esta decisión se produce un día después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) comunicase que ha reducido en tres décimas su previsión de crecimiento de la zona euro para este año hasta el 1,3%, pero afirma que la economía europea ha tocado fondo y ha comenzado su recuperación.

Rebaja de un cuarto de punto en Reino Unido

El FMI considera que la política monetaria de Europa es "adecuada" y recomienda al BCE abaratar el precio del dinero sólo si esa recuperación muestra signos de debilidad, al mismo tiempo que considera que en ningún caso el emisor debería subir los tipos, como sugieren algunos expertos, para contener la escalada de precios del sector inmobiliario en algunos países europeos, especialmente España, Holanda e Irlanda.

Hoy también se ha conocido la decisión del Banco de Inglaterra de recortar sus tipos de interés en un cuarto de punto para dejarlos en el 4,5%. Este recorte se produce un año después de que el Comité de Política Monetaria de esa institución elevara el precio del dinero a un 4,75% para enfriar el mercado inmobiliario.