EDITORIAL

Nueva batalla bancaria

Las entidades financieras están empezando a medirse con todas su fuerzas en un nuevo campo de batalla: el crédito al consumo. Y la puesta en marcha de una financiera por parte de Caja Madrid, denominada Fracciona, da una muestra de la intensidad de este pulso. Cierto es que bancos y cajas de ahorros nunca han dejado de atender este tipo de negocio. Pero no lo es menos que el escenario es distinto y que jamás ha habido un abanico de ofertas como el que ofrecen en este momento El Corte Inglés, Santander Consumer, Finanzia (del BBVA) o Banco Cetelem (del grupo BNP Paribas).

La razón del recrudecimiento de esta disputa se debe a que las entidades han detectado que el crédito al consumo puede convertirse en la mejor alternativa de negocio ante una hipotética desaceleración del ritmo de concesión de préstamos hipotecarios. No en vano, durante el año pasado, los créditos al consumo aumentaron un 26,4% y los pronósticos para el ejercicio en curso apuntan a crecimientos similares e incluso superiores.