EDITORIAL

El negocio de la música

El Informe de Piratería Comercial 2005 presentado ayer por la Federación Internacional de Productores Discográficos (IFPI) ofrece un panorama inquietante sobre la realidad de esta industria. Según este documento, uno de cada tres discos de música vendidos en el mundo el año pasado era una copia ilegal. España figura entre los diez países del mundo con mayor índice de piratería y es el mayor mercado de discos piratas de toda Europa Occidental, con uno de cada cuatro discos vendidos. Algo que se ha traducido en un descenso del 33% en las ventas legales de discos.

A pesar de lo alarmante de estas cifras, otro informe elaborado por la SGAE señala que la música en vivo creció el año pasado tanto en número de conciertos (12,9% más) como en taquilla (13,7%). Es decir, que los españoles siguen dispuestos a consumir música y a pagar por ella. Y esta es la mejor noticia para una industria que se está viendo obligada a repensar su modelo de negocio a marchas forzadas ante la revolución de la copia digital.