Primer dato de la nueva contabilidad nacional

La demanda interna tira del PIB, que crece un 3,3% en el primer trimestre del año

España sigue creciendo a buen ritmo, y más deprisa que el resto de Europa. El INE ha confirmado hoy que el PIB creció un 3,3% interanual en el primer trimestre del año, una décima más que en el trimestre anterior. La demanda interna y una moderación del déficit del sector exterior han permitido este buen dato, el primero realizado bajo la nueva contabilidad nacional.

La aceleración económica es aún más clara si se mira al indicador intertrimestral, que marca un 0,9%. La demanda interna sigue comportándose así excelentemente, y vuelve a contribuir al agregado con 4,6 puntos, mientras que la demanda externa aligera el peso que ejerce sobre el indicador general, y lo reduce una décima, hasta 1,9 puntos negativos.

El consumo final de los hogares ha mostrado así un crecimiento interanual fuerte, y estabilizado en torno al 3,5%, y la menor expansión de la demanda de bienes de consumo se ha compensado por un mayor dinamismo de la demanda de servicios. Una demanda reforzada, sin duda, por la mayor creación de empleo de la economía, a un ritmo interanual del 2,2%, tras la generación neta de 365.000 puestos de trabajo a tiempo completo.

Mejora del saldo comercial y aceleración de la construcción

En el sector exterior hay que explicar que las exportaciones se aceleran, y crecen un 5,2%, frente al 4,1% registrado en el cuarto trimestre de 2004, pero esta progresión no pesa lo suficiente como para contrarrestar el efecto antagónico, el crecimiento de las importaciones. æpermil;stas pasan a crecer al 10,2%, frente al 9,5% con el que cerraron el anterior trimestre.

Por sectores, la industria se desacelera, mientras que la rama de la construcción sigue teniendo un comportamiento recalentado, a consecuencia de los altísimos niveles de precios de este tipo de bienes. Las ramas agraria y pesquera profundizan por su parte los niveles de regresión y disminuyen su peso el 2,1%, frente al descenso más moderado, un 0,4%, del periodo anterior).

Se duplica la necesidad de financiación de la economía

La aportación negativa del sector exterior al PIB tiene como consecuencia el que la economía nacional haya empeorado su situación financiera frente al Resto del Mundo. La necesidad de financiación es así de casi 37.000 millones de euros (el 4,6% del PIB), frente a los 16.000 millones del pasado año (el 2,1% del PIB).

Solbes cree que demuestra la confianza de las empresas

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha estimado que este dato de crecimiento del PIB ha sido "importante, sobre todo respecto al comportamiento de la Unión Europea en estos momentos", y ha alabado el "excelente" comportamiento de la inversión en bienes de equipo que, en su opinión, demuestra la confianza de las empresas en la evolución económica de España.

Solbes ha subrayado que el dato de Contabilidad Nacional sobre la nueva base 2000, que han situado el crecimiento del PIB en el 3,3%, es el mejor desde el cuarto trimestre de 2001, y ha admitido que en cierta medida era "previsible", pero ha destacado el "excelente comportamiento" de la formación bruta de capital, con un crecimiento por encima del 10% en los bienes de equipo, y superior al 6% en la construcción.

El PP ha valorado de forma opuesta el dato del PIB trimestral, y señala que el crecimiento es ¢casi plano¢, mientras que advierte del ¢recalentamiento¢ de la economía. Esas han sido las palabras con las que el responsable de política económica del partido, Miguel Arias Cañete, se ha referido a unas cifras que se explican, en su opinión, por la inercia de las medidas adoptadas por el anterior ejecutivo de Aznar.