Previsión

Estados Unidos prevé más inflación y menos beneficios

La subida del precio del petróleo está poniendo nerviosos a los economistas en Estados Unidos. Tras el aumento del valor del crudo se perfila una subida de la inflación más pronunciada de lo previsto y una rebaja de los beneficios de las empresas. Steven Wieting, analista jefe de Citigroup, decía ayer en una nota a inversores que la energía parece perfilarse como 'un factor que limitará el crecimiento' aunque reconocía que hasta ahora ha tenido un impacto limitado en el gasto de los consumidores, un detalle importante considerando que el consumo es el responsable de las tres cuartas partes de la economía de EE UU.

El primer diagnóstico oficial tras las subidas del precio del crudo de los últimos días, se espera que se produzca hoy y que sea por parte del presidente de la Reserva Federal. Alan Greenspan, quien tiene previsto pronunciar un discurso sobre este tema en una conferencia internacional sobre el sector petroquímico en San Antonio (Tejas). Sus palabras atraerán la atención de los inversores no solo por el análisis que de la situación haga la autoridad monetaria sino por el impacto que estas subidas pueden tener en la inflación y en los tipos en un escenario de alzas.

Hasta ahora la Reserva ha sido relativamente optimista. Tras la última reunión de su comité abierto, los gobernadores aseguraron que la subida de los precios de la energía 'no se ha trasladado a la inflación subyacente', no obstante, en ese mismo comunicado se avisaba de que la subida del riesgo de presiones inflacionistas.

Factura al consumo

Las dudas sobre el impacto en el crecimiento son cada vez más importantes en los mercados ya que se espera que el alza de los precios de los carburantes va a pasar una factura muy alta a los consumidores si se mantiene en máximos durante las vacaciones.