Laboral

El contrato indefinido en España es de los más caros de la UE

Los empresarios españoles son, dentro de las principales economías europeas, los que pagan más caros los contratos indefinidos, fundamentalmente por los costes del despido en todas sus modalidades y de las cotizaciones sociales.

Los empresarios españoles son, dentro de las principales economías europeas, los que pagan más caros los contratos indefinidos, fundamentalmente por los costes del despido en todas sus modalidades y de las cotizaciones sociales. Además, España se encuentra entre los países de la UE-25 que registrarán este año mayores subidas salariales.

Si se comparan los costes del despido en los países europeos con las mayores economías, se observa que España tiene el más elevado en cualquiera de los tipos de despido (ver gráfico).

Según el Estudio comparativo de las modalidades de contratación estable y temporal en la legislación europea, elaborado con datos nacionales de CEOE de Cantabria, el Gobierno cántabro y el Fondo Social Europeo, las principales legislaciones europeas no sólo recogen indemnizaciones inferiores sino que además algunos dejan a criterio de los jueces la fijación de las cuantías.

El informe precisa que 'guste o no, el coste final de terminación de contrato indefinido, al igual que el coste de terminación del temporal, condiciona la utilización de uno u otro'.

Además en Francia o Reino Unido, la ley exige un mínimo de dos años en el puesto de trabajo, en el caso galo, y entre uno y dos años en el británico para cobrar indemnización por despido.

Se da también la circunstancia, que pone en desventaja a España, que es el único país de los analizados junto a Francia cuya legislación recoge una indemnización por finalización de contrato temporal (en España son ocho días por año trabajado y en Francia, el 10% del importe total de las remuneraciones recibidas por ese contrato).

Otro coste a añadir en caso de despido son los salarios de tramitación. España ha reducido este coste en 2002, dando la posibilidad a los empresarios de no abonar estos salarios si depositan la indemnización en las 48 horas siguientes al despido. Pero sólo Alemania y Francia tienen salarios de tramitación similares a los españoles.

A la indemnización por despido hay que añadirle otro coste aún más determinante como son las cotizaciones sociales. También en este capítulo España está por encima de la media de la UE-25.

Según datos de la oficina de estadística europea (Eurostat) correspondientes a 2003, las cotizaciones sociales suponen en España casi el 37% del total de ingresos fiscales, lo que supone que soportan un peso mayor que la media de la UE-25 (un 34,5%). Alemania es el país donde más pesan las cotizaciones, el 44% de los ingresos fiscales, mientras que en Dinamarca sólo suponen el 5,4%.

España también encabeza la lista de los países comunitarios donde más está previsto que crezcan los salarios en 2005, un 4% según el Instituto de Economía Mundial de Kiel, sólo superado por Grecia, donde crecerán un 5,5%, frente al 2,6% que subirán en la zona euro.

Temporalidad limitada

Aunque la contratación temporal existe en toda Europa, en la gran mayoría de los principales países comunitarios no existen muchos tipos de contratos temporales (en España se distingue el de obra y servicio o el eventual por circunstancias de la producción, entre otros). Por lo general en la UE, los límites al contrato temporal son mayores que en España. En Francia no se pueden hacer contratos temporales si se ha despedido a un trabajador seis meses antes por causas económicas y en Alemania el empresario no puede hacer más de un contrato temporal a un mismo trabajador. Reino Unido no tiene especiales limitaciones y, sin embargo, tiene la tasa más baja de temporalidad (6%).