Beneficio récord

El Santander aumenta un 20% sus beneficios, hasta los 3.135 millones

El Grupo Santander obtuvo en 2004 un beneficio neto atribuido de 3.135,6 millones de euros, el más alto de su historia, y que supone un incremento del 20,1% respecto a 2003, según ha informado hoy la entidad que dirige Emilio Botín a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Los beneficios se basan en el negocio puramente bancario, ya que los ingresos extraordinarios han servido para pagar la compra del Abbey y las prejubilaciones.

El resultado atribuible ha quedado sin embargo por debajo de las previsiones del mercado, que apuntaban a una mejora del 25%. El margen de intermediación subió un 8,51%, hasta los 8.636 millones de euros, en línea con las previsiones de los analistas.

Atendiendo a las buenas cifras, el grupo abonará a sus accionistas el que será el cuarto dividendo de este año, a cuenta de los beneficios, de 0,0842 euros por acción, con lo que la retribución anual por título habrá sido un 10% mayor que la abonada en 2003. El coste de este pago será de 526,61 millones de euros.

La evolución de este beneficio se sustenta en el crecimiento del negocio típico bancario, ya que los ingresos extraordinarios, de 831 millones de euros que obtuvo con la venta de participaciones se han ido al pagar las prejubilaciones (527 millones), al amortizar fondos de comercio (154 millones) y por la provisión de costes de adquisición de Abbey (155 millones).

SANTANDER 2,67 1,14%

Crecen el margen de explotación y los costes

En los márgenes del Santander, que no incluyen aún los resultados de Abbey, destaca el crecimiento del 14,41% en el de explotación, o resultado de la actividad puramente bancaria, que consiguió después de aumentar un 18% los créditos y un 13% los recursos gestionados de clientes.

El margen de intermediación -la diferencia de ingresos y gastos de créditos y depósitos mas dividendos- creció el 8,51%, mientras que el ordinario ­que añade las comisiones y el resultado de operaciones financieras- aumentó el 8,15%.

Los ingresos por comisiones aumentaron el 10,52%, hasta 4.609,3 millones de euros, impulsadas principalmente por las recibidas en los fondos de inversión y pensiones, que crecieron el 22,4%, así como las de seguros (un 46,8% más) y las de tarjetas (un 26,4% más).

300 sucursales más contra el "error"

Durante la presentación de resultados que tuvo lugar en la nueva ciudad financiera que el grupo ha construido en Boadilla del Monte, Botín ha reconocido que el proceso de cierre de oficinas realizado por la banca española "fue un error", por lo que ha anunciado un relanzamiento de la actividad de la entidad en el territorio nacional para intentar recuperar cuota de mercado respecto a las cajas de ahorros, que el año pasado cerraron un ejercicio récord en créditos y depósitos. El Santander abrirá del orden de 100 sucursales anuales durante los próximos tres ejercicios "en aquellas zonas españolas donde queramos ganar cuota de mercado".

Además, el presidente de la entidad financiera insistió en su apuesta por Europa, donde Santander hará este año fuertes campañas de captación de pasivo (productos de ahorro) en Alemania e Italia. A este respecto, recordó los beneficios generados con la alianza con Royal Bank of Scotland, que ha dado un resultado entre inversiones y desinversiones de la participación de 4.100 millones de euros, y una rentabilidad anual acumulada neta del 23,6% en 16 años.

Los efectos del juicio a Botín

Las excelentes cifras han servido al presidente de la entidad, como se esperaba, para reforzar su posición ante el juicio por el caso de las jubilaciones millonarias, que la pasada semana quedó visto para sentencia. Emilio Botín ha presumido de que ¢"el Consejo de Administración y el equipo es tan bueno" que a la cotización no le afecta en absoluto el hecho de que el presidente "tenga un juicio en la Audiencia Nacional". Botín no ha querido en todo caso adelantar qué ocurrirá en la entidad si le condenan y, por tanto, ha eludido pronunciarse sobre si presentará su dimisión y sobre si tiene previsto un sucesor para el cargo de presidente. La normativa del Banco de España obliga en este caso a un presidente a dejar su cargo, pero sólo si la condena es firme.

Los cinco grandes ganaron 8.395 millones, un récord

Las cinco grandes entidades financieras españolas -Santander, BBVA, La Caixa, Popular y Caja Madrid- tuvieron en 2004 un beneficio récord de 8.395 millones de euros, un 21,1% más que el año anterior, gracias al dinamismo del negocio crediticio, pero sobre todo a la aportación de su cartera de participaciones. Las hipotecas fueron de nuevo en 2004 el motor del crecimiento del negocio de los cinco grandes, pese a las previsiones que manejaban las entidades de que en 2004 se produciría el inicio de la desaceleración del mercado de la vivienda. Sin embargo, los fuertes crecimientos en el negocio hipotecario -en torno al 25% en estas entidades- no se vio totalmente reflejado en sus márgenes, debido a que la fuerte competencia del sector les hizo bajar de nuevo los precios. A cambio, los grupos financieros incrementaron las comisiones que cobraron a sus clientes, en parte porque cada vez son más caras y también porque los usuarios requieren cada vez productos más sofisticados, que tienen tasas más caras. Los resultados de los cinco grandes, que mantuvieron su tendencia de crecimientos mínimos en costes, resultaron muy beneficiados de las contribuciones de las carteras industriales, en unos casos, como La Caixa o Caja Madrid, por el fuerte incremento de los beneficios aportados, y en otros, como el Santander, por las elevadas plusvalías conseguidas con la venta de algunas participaciones. En contra, estas entidades tuvieron el lastre de las prejubilaciones, que les restaron cerca de 1.100 millones de euros de sus beneficios netos, debido a que el Banco de España no permitió costearlas con prejubilaciones. No obstante, el 21,1% que la gran banca aumentó sus beneficios quedó por debajo del incremento que registraron los bancos medianos españoles, que crecieron a un ritmo cercano al 37%.