OPA

Los analistas ven difícil que se pague más por Aldeasa

La batalla por el control de Aldeasa inaugura una nueva época dentro de las ofertas públicas de adquisición (opa) en España. En 2003 se modificó el Real Decreto de Opas y desde entonces no ha habido necesidad de aplicar los cambios que introducía el nuevo texto en caso de ofertas competidoras: las contraopas ya no deben mejorar en al menos un 5% el precio de la primera propuesta -vale con elevarlo en un céntimo- y al final del proceso se abre un periodo en el cual todas las ofertas que se han presentado pueden mejorar sus condiciones iniciales mediante una subasta con sobre cerrado (antes sólo la primera opa podía mejorar las características de la oferta).

En este nuevo contexto, los accionistas de Aldeasa tienen de momento tres ofertas por sus títulos. La primera, que se anunció en diciembre pasado y tiene ya la aprobación de la CNMV, es la de Gestión de Explotaciones Aeroportuarias (GEA). Este grupo, del que forma parte la familia March, Alicia Koplowitz y el ex secretario de Economía socialista Pedro Pérez entre otros, extiende su opa al 100% de la compañía, ofrece 29 euros por título y la condiciona a la obtención como mínimo del 80% del capital. El consejo de Aldeasa ya se ha expresado sobre ella: la considera insuficiente.

Las otras dos opas se han conocido esta misma semana. El pasado lunes Dufry, controlada por la sociedad de capital riesgo Advent, elevó la puja a 31 euros por acción. La oferta también se dirige al 100% del capital y está condicionada a que acuda el 50% del capital.

Por último, el viernes se anunció la tercera de las proposiciones. Viene de la sociedad italiana Autogrill, controlada por la familia Benetton, y cuenta con el respaldo de Altadis, principal accionista de Aldeasa con un 30%. Autogrill ofrece 33 euros por acción por el 100% de la compañía y no condiciona su proposición a recabar el apoyo de una cantidad determinada de accionistas. Autogrill señala en su comunicado a la CNMV que podría aumentar en un 15% su oferta actual sin consultar a Altadis. La mayor parte de los analistas consultados recomienda no entrar a los actuales precios y vender las acciones en el mercado siempre que estén por encima de los 33 euros por acción. El pasado jueves, último día de cotización, cerró a 33,01.

'El pescado está vendido'

'El precio que ofrece Autogrill ya supone unos multiplicadores muy elevados para una compañía como Aldeasa. En nuestra opinión, todo el pescado está vendido. Aldeasa está comprada. Entrar a estos niveles para intentar apostar por nuevas contraopas o por una posible mejora de las ya existentes en el periodo de subasta implica más riesgo que oportunidades', sostiene el analista de una sociedad de Bolsa española que prefiere mantener el anonimato.

'A 33 euros se está pagando 8,35 veces el Ebitda previsto para 2005, bastante por encima de la media del sector. Estos múltiplos son superiores a los pagados por Amadeus que aunque no es comparable en cuanto a modelo de negocio, sí lo es por generación de flujos de caja', comenta José Francisco Ruiz, analista de Kepler Equities. Este experto también aconseja vender los títulos de Aldeasa .

'No merece la pena entrar en Aldeasa a estos precios', corroboran desde el departamento de análisis de Bankinter.

'Dudo que haya nuevas contraopas puesto que Autogrill ya se ha asegurado el apoyo de Altadis', señaló a Bloomberg Ignacio Romero, analista de Urquijo Bolsa. La compañía tabaquera remitió el viernes un hecho relevante a la CNMV. En él explica que ha llegado a un acuerdo con Autogrill para no transmitir su participación en Aldeasa a ningún oferente. Una vez finalizada la oferta se compromete a adquirir una participación del 50% en Autogrill mediante la aportación a los fondos propios de ésta del 30% que tiene en Aldeasa más dinero en efectivo. No obstante, Altadis se reserva la posibilidad de acudir a cualquier otra oferta si supera el precio de Autogrill.

Al hecho de que el potencial de mejora de los títulos de Aldeasa es escaso desde su nivel actual se le añade otro factor de riesgo: AENA ha interrumpido en plena guerra de opas con la intención de renegociar el canon que cobra a la compañía por utilizar sus espacios en los aeropuertos. 'Estas pretensiones, pese a que creemos que carecen de fundamento jurídico puesto que el contrato actual no expira hasta 2006, podrían pesar sobre la valoración de la compañía ya la vaciaría de su principal contenido', explican desde Bankinter.

Tras estar suspendida durante toda la sesión del viernes, Aldeasa volverá a cotizar el lunes 31 de enero.

Subasta a sobre cerrado como última solución

El plazo para aceptar la opa que formuló Gestión de Explotaciones Aeroporturarias (GEA) sobre el 100% de Aldeasa se inició el pasado 19 de enero y se extenderá hasta el próximo 21 de febrero.

Por su parte, las ofertas de Dufry y Autogrill aún están pendientes de autorización. La CNMV deberá pronunciarse al respecto, según el Real Decreto de opas de 1991, en un plazo máximo de 15 días hábiles a partir de las fechas de comunicación (24 y 28 de enero respectivamente).

De haber una cuarta o quinta opa sobre Aldeasa, deben ser presentadas antes de transcurridos los 10 días naturales siguientes a la última oferta siempre que no hayan transcurrido más de 30 días naturales del inicio del plazo de aceptación de la oferta inicial (la de GEA). Por lo tanto, el plazo máximo para que surjan nuevas ofertas es el 21 de febrero.

A diferencia de la norma anterior que obligaba a las contraopas a mejorar el precio precedente en al menos un 5%, la modificación introducida en el Real Decreto en 2003 habla sólo de que debe mejorar la oferta precedente 'bien elevando el precio o el valor de la contraprestación ofrecida, bien extendiendo la oferta a un número de valores superior al de aquella'.

Como las tres opas actuales se extienden al 100% del capital de Aldeasa, a una cuarta empresa candidata le bastaría elevar el precio en un céntimo para que su oferta fuera aprobada por la CNMV.

Una vez iniciado el plazo de aceptación de la última oferta competidora posible o transcurrido el plazo para su presentación, cualquiera de los oferentes podrá modificar sus condiciones (antes de la reforma del decreto de opas sólo lo podía hacer la primera oferta). Las modificaciones deberán presentarse el quinto día hábil posterior al 21 de febrero en sobre cerrado.

La CNMV examinará las nuevas condiciones y las comunicará al mercado mediante un hecho relevante. Entonces se abriría un plazo de 15 días naturales para que los inversores de Aldeasa se decanten por la mejor de las ofertas.