Una operación polémica

Conthe indaga si se ocultó información en la venta de FG Valores

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) comunicó ayer su decisión de abrir una investigación en el seno de la propia Comisión por si 'existiera algún indicio de encubrimiento de eventuales infracciones' de sus directivos o administradores ante las posibles irregularidades contables realizadas en la venta de la sociedad FG Valores, presidida por Francisco González, en 1996.

La decisión fue acordada el martes por el comité ejecutivo de la CNMV en sesión extraordinaria, tras recibir por parte de la Cadena SER un día antes tres cartas escritas en 1996 por los entonces responsables de Merrill Lynch en España, Claudio Aguirre, que ponían de manifiesto irregularidades contables detectadas por la compañía en la sociedad de valores FG cuando gestionaban su compra.

La investigación de la Comisión, según explicó ayer la propia CNMV en un comunidado, se inició el pasado lunes a raíz de unos documentos entregados al presidente de la CNMV, Manuel Conthe, por la Cadena SER y conseguidos por la emisora en una investigación periodística.

Estos hechos llevaron ayer a la CNMV a emitir un comunidado explicando la decisión del comité ejecutivo.

La CNMV cree que han prescrito las posibles infracciones, pero dice que investigará

Conthe reunió el martes al comité ejecutivo en una sesión extraordinaria para estudiar

En el la CNMV explica que 'las pautas de responsabilidad informativa bajo las que la Cadena SER actúa nos exigen un contraste riguroso de toda la información que llega a nuestras manos'.

Ante ello, el organismo supervisor explica que tras registrar el día 17 de enero el escrito de la Cadena SER inicia 'las comprobaciones oportunas para contrastar la veracidad de las cartas de Merrill Lynch'. El resultado de esas indagaciones preliminares de la CNMV dan como resultados que 'no había constancia ni de las cartas de Merrill Lynch ni de otros documentos o informaciones que desvirtuaran, explicaran o limitaran el alcance de las eventuales irregularidades mencionadas en ellas.

Según estas cartas Merrill Lynch descubrió en julio de 1996, año en el que adquirió FG Valores, 'irregularidades que permitireron ocultar un descubierto contable de 'al menos 800 millones de pesetas', según consta en la documentación del propio banco, que denunció estos hechos ante la Comisión en julio de ese año, según infromó el martes la Cadena SER.

Merill Lynch ayer no desmintió estos hechos y se limitó a afirmar que 'siempre ha colaborado con los órganos reguladores'.

El análisis preliminar realizado por la CNMV de la documentación entragada por la emisora indica, según reza en el comunicado de la Comisión, que cualquier infracción administrativa que pudiera existir en esta operación de venta 'ha prescrito', ya que han pasado más de cinco años.

De cualquier forma, el organismo supervisor decide investigar 'los hechos denunciados, por si existiera algún indicio de posibles infracciones penales no prescritas, ya hubieran sido cometidas en el seno de la propia CNMV (por ejemplo, por encubrimiento de eventuales infracciones administrativas del grupo FG Valores, sus directivos o administradores) o fuera de ella'.

De esta forma, Conthe se compromete a indagar por si alguno de los propios miembros de la Comisión hubiera actuado negligentemente en 1996 o hubiera encubierto este asunto o algún documento en el pasado.

La Comisión, así, señala que si encontrara indicios de posibles infracciones 'en cumplimiento de sus obligaciones legales pondrá de inmediato los hechos en conocimiento del Fiscal'.

La Cadena SER informó ayer, citando fuentes de la Comisión, que la Comisión Nacional del Mercado de Valores sospecha que esos documentos 'pueden haber sido borrados de los registros'.

González niega irregularidades

Fuentes cercanas a Francisco González aseguraron ayer que la venta de FG Valores al banco de inversión estadounidense Merrill Lynch se hizo sin ninguna 'irregularidad'. Y añaden que la Comisión Nacional del Mercado de Valores autorizó en su momento (febrero de 1996) esta operación tras ser informada puntualmente. Estas fuentes responden así a las informaciones de la Cadena SER en las que aseguraba la existencia de posibles irregularidades contables en la sociedad FG.

Según la versión de Francisco González, la operación 'se cerró en las mismas condiciones económicas inicialmente pactadas, después del proceso de due dilligence comprobación de las cuentas realizado por Merrill Lynch'. Por razones técnicas, se acordó 'por ambas partes' modificar la estructura inicial de la operación, que pasó de ser una 'compraventa de la sociedad' a 'una compraventa de activos'.

Según las citadas fuentes, todas estas actuaciones 'no se han traducido en daño económico o perjuicio para nadie'. Ahora, ante este escenario, el presidente del BBVA tiene 'plena confianza' en que las actuaciones que realice la Comisión Nacional del Mercado de Valores 'contribuyan a confirmar los hechos de una manera satisfactoria', según personas del entorno del banquero.

La compra de la sociedad hace ocho años supuso una fuerte apuesta por el mercado español de Merrill Lynch. En febrero de 1996, cuando se acordó la operación, la cifra global que se difundió por la adquisición del grupo (compuesto por la sociedad de valores, la gestora de fondos y la dedicada a negocio corporativo) fue de 10.800 millones de pesetas.

Dos velocidades para un viejo anhelo

Comienzo de apoyo Texto bandera sin sangria

Texto bandera