Ofensiva sobre el segundo banco del país

Caínzos, ex vicepresidente del banco, ve 'normal' la operación de Del Rivero

La operación de Sacyr suma reacciones. Jesús María Caínzos, ex vicepresidente y ex consejero del BBVA, no eludió ayer hacer declaraciones sobre el intento de la constructora de entrar como primer accionista en el capital del BBVA. El actual presidente del comité de normas profesionales del Instituto de Consejeros-Administradores consideró como algo lógico y 'normal' que un inversor que entre en el accionariado con una posición predominante quiera un puesto de peso en el consejo de administración.

De materializarse, supondría un cambio radical en este órgano de gobierno en el que dos tercios de los miembros (10 de 15) son independientes. Caínzos, que fue presidente del comité de gobierno corporativo del banco, estima que no sería grave que se redujera el número de independientes. 'Pero lo idóneo es que se mantenga una mayoría de independientes en el consejo', declaró a este diario en unas jornadas de la APD.

Caínzos -nombrado consejero de Argentaria en 1998 y durante varios años hombre de confianza de Francisco González- dimitió como consejero del banco el 30 de septiembre del año pasado. Previamente, en julio, había abandonado su puesto de vicepresidente no ejecutivo (el único que quedó en este cargo tras el escándalo de las cuentas secretas) oficialmente por 'razones personales'. Sin embargo, diversas fuentes apuntaron a que su salida se debió a desavenencias sobre la gestión con el presidente.

BBVA 4,94 -0,29%
SACYR 2,68 0,15%

Por su parte, Ignacio Sánchez Galán, consejero delegado de Iberdrola (en la que el BBVA controla un 5,31%) también se pronunció sobre el intento de Sacyr. Galán aseguró que 'si con un 3% piensa que puede conseguir algo, es que hay otras cosas al lado', sugiriendo así un trasfondo oculto en la operación.