Turismo

Costa Cruceros apuesta por España con una inversión de 950 millones

Costa Cruceros quiere convertir España en un territorio clave para crecer. La compañía italiana espera beneficiarse del creciente interés en el país por esta forma de turismo y ganar pasaje español. Para lograrlo, potenciará su relación con los puertos peninsulares con dos barcos cuya inversión ronda los 950 millones de euros.

El mercado español gana terreno dentro de la estrategia de negocio de Costa Cruceros. La compañía italiana perteneciente, al grupo Carnival, se ha propuesto subir a bordo un mayor número de pasajeros españoles y a la vez reforzar el puerto de Barcelona como punto estratégico en sus rutas por el Mediterráneo.

La compañía acaba de bautizar una nueva nave en la capital catalana, el Costa Mágica, en el que ha invertido 500 millones de euros y que utilizará Barcelona como puerto de embarque y desembarque a partir del próximo verano. Esta nave, de 272 metros de eslora, cuenta con una capacidad para albergar 3.470 pasajeros y es gemelo del Costa Fortuna. También está previsto que su nuevo buque en construcción, Costa Concordia, y cuya inversión es cercana a los 450 millones de euros, también utilice Barcelona en sus escalas tras abandonar los astilleros, a mediados del año 2006.

Estas inversiones están enmarcadas dentro de un plan presupuestado en 2.000 millones de euros que puso en marcha la compañía en 2001. Su objetivo era modernizar y reforzar su flota, lo que le permitirá contar con 12 barcos y una capacidad para acoger a más de 20.000 pasajeros en 2006.

En el puerto catalán, Costa Cruceros está construyendo su propia terminal, unas instalaciones con la que pretenden generar más tráfico con Barcelona y que entrará en servicio en un plazo de dos años.

Un millón de turistas

El presidente de Costa Cruceros, Pier Luigi Foschi, explicó que una vez estén en pleno rendimiento, en 2009, por su punto de embarque y desembarque transitarán un millón de cruceristas. Según especificó, este tráfico de turistas procederá tanto de sus barcos como de el de los operados por otras compañías del grupo al que pertenecen, Carnival Corporation, y entre las que se encuentran Princess Cruises o P&O Cruises.

Foschi también explicó que el grupo que preside tiene un amplio potencial de crecimiento en España, ya que este segmento de mercado 'todavía tiene que despegar'.

Según cifras de Costa Cruceros, el número de españoles que se decide por pasar unas vacaciones en un crucero está en alza, pero todavía dista mucho de la atracción por esta forma de viajar que tienen otros países vecinos.

En 2003, el número de cruceristas españoles alcanzó un total de 195.900, volumen un 34% superior que los del año 2002, y cifra todavía alejada de los 968.000 británicos y de los 242.000 franceses.

El máximo responsable de la compañía explicó que el próximo año superarán las 423 escalas en 15 puertos, cifra con la que cerrarán 2004. Foschi cifró en 61 millones de euros el gasto que realizarán los cerca de 750.000 pasajeros que hacen escala en puertos españoles y que utilizarán sus barcos durante este año.

Barcelona, primero del Mediterráneo

Utilizaron los Juegos Olímpicos del 92 como carta de presentación y desde entonces, la presencia de cruceros atracados en el puerto de Barcelona se ha convertido en una de las estampas más típicas de la ciudad.

El puerto catalán superó la temporada 2003 el millón de pasajeros de cruceros que transitaron por sus instalaciones, un 20,4% más que el año anterior y para este ejercicio finalizarán rozando los 1,1 millones. Este es el onceavo puerto del mundo en volumen de pasajeros de cruceros, seguido de cerca por Baleares, por cuyos puertos transitaron en 2003 unos 910.000 cruceristas. Son los únicos puertos europeos situados entre los quince primeros de este selecto club, copado por los estadounidenses. Tanto Baleares y Barcelona concentran el grueso de cruceristas que visitan España. Desde Barcelona, valoran muy positivamente el desarrollo de este mercado ya que está muy bien situado entre el resto de países europeos.

Según datos de Puertos del Estado, pasaron en 2003 un total de 3,3 millones de cruceristas y 3.280 barcos de cruceros hicieron escala en el país. También encabezan la lista de los más transitados en Europa. Por detrás de ellos, se encuentran dos puertos italianos: Génova con 689.000 cruceristas y el de Venecia, con 670.0000.

En general, el negocio de los cruceros se encuentra en alza por la fuerte competencia de las navieras que se han propuesto buscar clientes en España moderando precios.