Reputación

Acusaciones de malversación obligan al Bundesbank a revisar su política de viviendas para cargos

El Banco Central alemán reducirá las viviendas puestas a disposición de sus altos cargos, después de que haya saltado a los medios de comunicación que algunos de sus funcionarios vienen ocupando, en los últimos años, casas de lujo en condiciones económicas muy ventajosas.

El presidente del Bundesbank, Axel Weber, ha declarado al diario Bild que las viviendas en propiedad del banco, 4.700 apartamentos y 34 casas vacías, era "muy importante" y señalado también que sus estatutos internos sobre el uso de las mismas están siendo examinados.

Además, el presidente ha indicado que la reducción de sus viviendas se hará de una forma ordenada. "El público no comprendería que liquidáramos nuestros bienes inmobiliarios", puntualizó Weber.

El Bundesbank tiene previsto dar una conferencia de prensa sobre las viviendas para sus funcionarios a finales de esta semana. El banco ha sido acusado por la prensa de haber puesto a disposición de sus responsables viviendas en Francfort, sede de la entidad, que alquilaban a precios inferiores a los del mercado. Además, algunas de estas personas continuaron viviendo en esas casas después de haber abandonado sus funciones en el banco.

El Banco Central rechaza haber realizado cualquier tipo de malversación y asegura que los alquileres se han fijado según los precios del mercado local. En abril pasado, la prensa germana destapó que el ex presidente del Bundesbank, Ernst Welter, había aceptado regalos de empresas para él y su familia, en concreto, varias noches en un hotel de lujo, un asunto que ha dañado la imagen de la institución y se ha saldado con su dimisión.