Bruselas

La UE aprueba limitaciones adicionales a la pesca en aguas del noroeste

El Consejo de Ministros de Pesca de la UE ha aprobado por unanimidad la aplicación de las normas que regulan el acceso a las aguas del noroeste de la UE, entre ellas la antigua zona de la Irish Box, frente a las costas irlandesas.

Los ministros alcanzaron un acuerdo político sobre una propuesta que pone en práctica la normativa aprobada en otoño de 2003, que establece la limitación del esfuerzo pesquero en los caladeros comprendidos entre el Golfo de Vizcaya y el Oeste y Noroeste de las costas irlandesas, informaron varias fuentes comunitarias.

La propuesta votada hoy establece un "esfuerzo pesquero" anual para cada país (medido en kilovatios -potencia del barco- por día y basado en la cantidad de días que un barco pasa en el mar) y en general, esta limitación se aplica a los barcos de más de 15 metros de eslora.

La decisión supone delimitar las cifras para aplicar el acuerdo de 2003, cuyo fin fue regular la pesca una vez que la flota española disfrutaba del acceso pleno a las aguas de la UE. Hasta el 31 de diciembre de 2002, los barcos españoles tenían restringido el acceso a ciertos caladeros, como el mar del Norte o el Báltico, en virtud del período transitorio establecido en su Acta de Adhesión a la UE.

España impugnó ante el Tribunal de Justicia de la UE el acuerdo del pasado otoño, por considerar que era discriminatorio, ya que establece un plazo de referencia, 1998-2002, durante el que la flota española no tenía pleno acceso a las aguas comunitarias. Hoy, los ministros apoyaron una declaración que recuerda la denuncia española ante el Tribunal, según fuentes diplomáticas.

Debates sobre la agencia europea

Por otra parte, en Bruselas han comenzado las discusiones sobre los términos de la agencia europea de pesca, que estará ubicada en Vigo y entrará a funcionar supuestamente en 2006, y para la que la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, ha pedido que coordine también asuntos de investigación e información pesquera. En su opinión, esta petición no tendría que conllevar un incremento sustancial del presupuesto comunitario y número de funcionarios que trabajarían en la localidad gallega. La ministra hizo hincapié en que la temática de la futura agencia es "complicada" y requiere "muchas puntualizaciones". Por lo tanto, adelantó que queda mucho por hacer: "aprobar el reglamento y no sólo eso, sino estudios de viabilidad y analizar cualquier aportación de los países miembros al mismo". Espinosa ha confirmado, por otra parte, que presentará el recurso contra la reforma comunitaria del sector del algodón antes del 14 de julio, fecha límite para interponer la denuncia ante el Tribunal de Justicia de la Unión.