Reestructuración

El líder de la banca europea HSBC recortará 3.500 empleos

El británico HSBC, el primer banco de Europa, ha anunciado hoy que recortará 3.500 empleos administrativos, la mayoría de su central de Londres. La reestructuración se hará en dos años, con la supresión o transferencia de dichos puestos, al tiempo que planea la creación de 1.000 nuevos empleos en diversas sucursales.

En octubre pasado, HSBC anunció el traslado de 4.000 empleos a Asia, mayoritariamente a centros de atención abiertos en China, India, Malasia y Filipinas. En su comunicado de hoy, la entidad atribuye los nuevos cambios a la necesidad de reducir más la burocracia, racionalizar costes y centrar la actividad en "las cambiantes necesidades de los consumidores". Según su director ejecutivo, Michael Geoghegan, la medida anunciada hoy "simplificará" la estructura del grupo y aliviará mucho los costes. "Debemos tomar decisiones ahora, aunque sean difíciles, para dirigir bien en el futuro", se defendió.

Concretamente, el objetivo es reducir 800 puestos administrativos en su sede principal, además de otros empleos en direcciones regionales, mediante la mejora de la productividad de las operaciones bancarias, que representan un cuarto de los beneficios del banco pero el 33% de sus costes. En su nota, el banco señala que los costes en Reino Unido crecen casi al mismo ritmo que los ingresos.

HSBC consiguió en 2003 un récord de beneficios de 12.800 millones de dólares. Entre 2001 y el pasado año, los ingresos aumentaron un 9,8%, mientras los costes lo hicieron un 8,4%.