Ahorro familiar

Los hogares europeos ahorran cuatro veces más que los de EE UU

La zona euro y Estados Unidos siguen siendo economías muy diferenciadas. No sólo en su potencial de crecimiento económico, claramente superior en EE UU, sino también en otros conceptos fundamentales como la tasa de ahorro.

Según un estudio del BCE y la OCDE en el que se comparan el Viejo Contiente, EE UU y Japón, aunque la tasa de ahorro ha ido reduciéndose en las tres áreas durante los últimos diez años, las diferencias entre ellas se mantienen. Y el nivel de ahorro de los hogares de la zona euro supera con creces al de las familias del otro lado del Océano Atlántico.

En la zona euro, el ratio se encuentra cercano al 10% (9,6% en el año 2002), en Estados Unidos se limita a una cuarta parte (un 2,4%) del registrado en el bloque europeo. Japón, por su parte, se encuentra en una posición intermedia, con una tasa de ahorro del 5,2% sobre la renta bruta disponible de las familias.

Las razones de esta dinámica son múltiples. Entre ellas destaca un componente de tipo cultural, que es la diferente actitud frente al ahorro de las familias de cada zona: en EE UU son mucho más consumistas y menos proclives al ahorro. Además inciden factores como la organización del sistema de pensiones (de carácter público en Europa), el peso de los impuestos en la financiación del gasto público (mayor en la zona euro) o la actitud ante la vivienda (alquiler o propiedad). Es decir, que a pesar de la creciente globalización persisten diferencias notables entre las grandes economías.