Ayudas

El Gobierno recurrirá la reforma del algodón a petición de Andalucía

El consejero de Agricultura y Pesca de Andalucía, Isaías Pérez Saldaña, ha confirmado hoy que el Gobierno central presentará un recurso ante el Tribunal de Luxemburgo contra el acuerdo sobre las reformas del sistema de ayudas comunitarias al algodón, toda vez que en los próximos días la Junta de Andalucía solicitará de forma oficial la presentación de dicho recurso por vulnerar los derechos primarios fundamentales recogidos en el tratado de adhesión de España a la UE.

Asimismo, ha reiterado su apoyo a la ministra del ramo, Elena Espinosa, "que dijo siempre que no recurriría 'motu propio' pero sí a petición de las comunidades autónomas". Tras reunirse con los representantes en Andalucía de UPA, Asaja, COAG y la Federación de Cooperativas Agrarias (Faeca) para "establecer mecanismos de coordinación y diálogo con vistas a que el sector agrícola siga siendo un referente en el país", Pérez Saldaña adelantabó también que mañana se reunirá con el sector pesquero.

Petición de suspensión cautelar

En el recurso, que se presentará "exclusivamente" contra el sistema de ayudas al algodón y no contra las reformas en otros cultivos y que tiene dos meses de plazo para su presentación, una vez publicado en el Boletín Oficial de las Comunidades Europeas, se pedirá la suspensión cautelar de la reforma del reglamento mientras que el propio Tribunal no emita una resolución sobre la reforma "que supondrá el desmantelamiento del sistema productivo".

El sistema entrará en vigor en 2006 y supondría que unas 20.000 hectáreas dejarían de percibir ayudas comunitarias, mientras que las 70.000 percibirán un 65% de ayuda desacoplada y un 35% de ayudas ligadas a la producción.

La Junta de Andalucía elabora la documentación jurídica que justifique la presentación de dicho recurso, que se acompañará, según apuntaron las organizaciones agrarias, de una serie de cuatro informes independientes elaborados por los agricultores sobre el impacto de la reforma desde la perspectiva social y sobre el conjunto de los sectores ante el riesgo de desaparición del cultivo.

Además, la Junta acordó la elaboración de un Plan Estratégico del sector del algodón, en colaboración con el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y con las organizaciones agrarias, que se pondrá en marcha en menos de año y medio y se dirigirá a "hacer viable la propuesta de 70.000 hectáreas y que se pueda producir con rentabilidad en el marco del sistema acoplado". Para ello, apuntó la necesidad de bajar los costes de producción y aumentar la productividad de 3.500 a 4.000 kilos por hectárea.

"Deslealtad" del PP

El consejero criticó el hecho de que el PP presente iniciativas sobre los acuerdos y, tras criticar a la comisaria Loyola de Palacio, a la que acusó de "desleal" y de mantener una "actitud partidista" después de "haber conseguido en 1998 un cupo nacional que perjudicó a España", recordó que "no es posible tratar de paliar los resultados de un proceso y una negociación de nueve meses, cuando Espinosa sólo intervino en el último momento y además no tuvo operatividad ni margen de maniobra". En ese sentido, recordó que ésta tuvo que negociar teniendo en cuenta una serie de acuerdos en los que "no era posible un trasvase de fichas presupuestarias entre unos países y otros ni un trasvase de fondos procedentes de excedentes de unos cultivos a otros". "A todo Gobierno se le dan 100 días de cortesía y a éste no se le ha dado ni un minuto", indicó.